Municipios como Mineral de la Reforma requieren de un marco normativo que frene y regule adecuadamente el crecimiento urbano, para asegurar que quienes llegan a habitar en ellos cuenten con servicios municipales suficientes y eficientes, afirmó José Rubén Pérez Ángeles, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Hidalgo.

Esto será posible gracias a la adecuación de que será objeto la Ley Estatal de Ordenamiento Territorial, de la que seguramente se desprenderán muchos de los instrumentos normativos que hacen falta en dichos municipios, afirmó.

Sabemos que el gobierno, de manera muy responsable, está trabajando para ejercer un ordenamiento territorial que tanto se requiere en municipios en donde el desarrollo urbano ha sido explosivo”.

Citó como ejemplo en municipio de Mineral de la Reforma, pero dijo que son muchos los municipios, en los últimos años en el Valle de Tizayuca, que requieren contar con planes de desarrollo municipal y con Reglamentos de Construcción que eviten la anarquía.

Una anarquía que finalmente pagan los que compran viviendas en estos lugares, con vialidades en mal estado, tandeo de agua potable o abasto insuficiente, sin servicios ahora indispensables como el internet, entre otros.

Todo el desarrollo de infraestructura urbana tiene que estar regulado debidamente; no se tiene la manera de ir creciendo de manera desordenada, y no nada más vivienda, de cualquier infraestructura”.

Afortunadamente han llegado a estos municipios, en la mayoría de los casos, alcaldes que entienden la problemática y buscan soluciones, mismas que llegarán con la nueva ley de Ordenamiento Territorial.

Dijo finalmente que el colegio está en la mejor disposición de ofrecer a los Ayuntamientos toda a asesoría y apoyo necesarios para realizar un desarrollo debidamente planificado y regulado.