La desocupación laboral creció en Hidalgo una décima de punto del mes de diciembre del 2016 al mismo mes pero del 2017, informó el Inegi, al pasar de 2.6 a 2.7% en dicho período. Cifras inferiores a las registradas a lo largo del año anterior en el país, en donde la tasa media nacional creció de 6.8% en 2016, a 7.2% el año siguiente.

Estas cifras colocan al estado de Hidalgo a la par que entidades como Baja California, con 2.8% en diciembre del 2017; Michoacán, con 2.3; Sinaloa, con 2.7,  y Zacatecas, con 2.5%.

Las entidades con menor desempleo fueron Guerrero, con 1.5% anual;  Oaxaca, con 1.8, y Yucatán, con 1.7%.

En contraste, los estados con mayor índice de desempleo fueron Tabasco, con 6.8%; Querétaro, con 4.7, y la Ciudad de México, con 4.6%;

El Inegi difundió este lunes los resultados de la Encuesta Nacional de Empleo (Enoe), y precisa que la Tasa de Informalidad Laboral 1 (proporción de la población ocupada que es laboralmente vulnerable por la naturaleza de la unidad económica para la que trabaja, con aquellos cuyo vínculo o dependencia laboral no es reconocido por su fuente de trabajo) fue de 56.8% en diciembre de 2017, mismo porcentaje que el de noviembre pasado, y mayor en 0.2 puntos respecto al de diciembre de 2016.

Asimismo, la Tasa de Ocupación en el Sector Informal 1 (que se refiere a la proporción de la población ocupada en unidades económicas no agropecuarias operadas sin registros contables y que funcionan a partir de los recursos del hogar o de la persona que encabeza la actividad sin que se constituya como empresa), representó el 26.5% en el último mes del año que recién concluyó, cifra menor a la observada en el mes precedente cuando cerró en 26.8% y permaneció sin variación frente a la de igual mes del año pasado.

En el esquema de la ENOE se considera a la población en edad de trabajar como aquella de quince años en adelante, y los datos preliminares indican que 59.1% de la población de 15 años y más es económicamente activa (está ocupada o busca estarlo); dicha proporción no registró variación en diciembre de 2017 respecto a la de noviembre pasado, según cifras desestacionalizadas.

El resto se dedica al hogar, estudia, está jubilado o pensionado, tiene impedimentos personales o lleva a cabo otras actividades (población no económicamente activa).