No cabe duda que en los tiempos actuales el país y el estado se encuentran más que inmersos en una de las etapas sociales donde se determina el rumbo que tendrá no solamente una comunidad, sino los municipios, los estados y el país en general, donde en estos momentos  las miradas están puestas más que en la actividad política, en los candidatos de quienes cierto o no se dirán y escucharán miles de cosas que además de ellos afectarán a todos.

Sin embargo parece que una vez más se buscará no poner al más capaz,  preparado  o verdaderamente popular, sino al que tenga la posibilidad de ser manejado y que además garantice que no vayan a darse persecuciones  o las llamadas “cacerías de brujas” que lleven a rendir cuentas a más de uno de los actuales protagonistas que hacen grandes esfuerzos porque lo ganado, sus familias, amigos y compadres salgan afectados solamente porque llega una persona y partido diferentes al poder sin importar el nivel de mismo.

La actual es calificada por muchas y muchos especialistas y no como una situación  que se veía venir, pero con la esperanza de que al menos las propuestas fueran mejores y no las mismas de siempre o como las que presenta el partido oficial, de personajes que son ampliamente reconocidos pero por lo negativo que han realizado, porque desafortunadamente eso es lo que más se ve y juzga por la población, la cual reconoce que se han hecho cosas buenas, pero lamentablemente muy pocos las han podido ver y disfrutar.

En ese aspecto la gran mayoría tiene razón respecto a que en cuanto a las propuestas aún se puede corregir el rumbo, porque en estos momentos se trata de sacrificar a un grupo de personas y no a toda una nación que está en la desesperación, porque realmente llegue alguien al máximo cargo del país y de los demás poderes a renovarse que verdaderamente  tenga la capacidad de responder a las expectativas y terminar con los problemas que como siempre afectan a las grandes mayorías y favorece a mucho muy pocos.

Sin embargo para el principal cargo parece que todo está decidido y la pelea será entre solamente tres personajes, por lo que sin importar tiempos, lo que sigue es toda una serie de promesas y propuestas, algunas de ellas las mismas de siempre, otras más fuera de la realidad del país, con las que los abanderados de los diferentes partidos y coaliciones buscarán el apoyo popular, aunque hay casos en los que sinceramente y de acuerdo a lo que se ha visto, al menos uno de los aspirantes ya nada tiene que hacer en esta contienda.

Esa visión es la de algunas personas entre politólogos, seguidores de partidos, militante, seguidores y hasta simpatizantes quienes en el caso del tricolor aseguran que en la visita del abanderado de ese partido, lo único que percibieron fue desánimo total  y no solamente vieron a su candidato sino a su partido prácticamente en la lona, por lo que coincidieron en que no estaría nada mal analizar a fondo la situación, que vean con ojos críticos y corregir a tiempo antes de que pasen dijeron una de las peores vergüenzas en cuanto a resultados.

Otros más aventurados afirmaron que posiblemente al menos en el estado otra cosa sería  y hubiera sido, si en ese partido realmente se viera la realidad y se actuara no solamente con congruencia sino de acuerdo a una realidad que les puede restar muchos puntos en la próxima contienda donde el riesgo no es solamente de perder la Presidencia del país, sino hasta el Congreso de la Unión en sus dos foros, que es el de los senadores y los diputados locales, eso por muchos aliados que pueda tener.

COMPARTIR