Con un 78% de vivienda urbana y sólo 28% de vivienda rural en 2015, cifras por encima de la media nacional, el estado de Hidalgo enfrenta el gran reto de llevar vivienda digna a todas las familias hidalguenses y abatir el déficit anual de 20 mil viviendas que tiene la entidad, afirmó el secretario de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial (Sopot), José Ventura Meneses.

A su vez, el vicepresidente de la Cámara Nacional de Desarrolladores de Vivienda de Hidalgo (Canadevih), Guillermo Juárez González, aseguró que con el apoyo de las autoridades municipales para agilizar los trámites necesarios, y el concurso de los notarios públicos, las empresas del ramo estarán en condiciones de ampliar la oferta de vivienda a municipios que carecen de la misma.

Y atender con ella, subrayó, las necesidades que generará la fabulosa atracción de inversiones que ha conseguido el gobernador del estado, Omar Fayad. La apertura de la planta Modelo, en Apan, no requerirá solo de vivienda, sino de infraestructura en general, como comunicaciones, escuelas, hospitales, centros comerciales, etcétera.

Funcionario y empresario hablaron en la firma del Convenio Marco de Colaboración para el Fomento y Mejoramiento de la Vivienda en el Estado, entre Infonavit y el gobierno estatal, coincidiendo en la necesidad de ampliar la oferta de vivienda a toda la población hidalguense.

En su mensaje, Ventura Meneses destacó que para el año 2050 la mitad de la población en el mundo vivirá en las grandes ciudades. En México, ya desde ahora, el 75% por ciento de las familias habita en las zonas metropolitanas, el grueso de ellas, a la que pertenece Hidalgo, que es la Zona Metropolitana del Valle de México.

El Plan de Desarrollo Urbano 2016-2022, recordó, busca garantizar que cada familia cuente con una vivienda digna, sustentable y de calidad en sus servicios.

De ahí la importancia de este convenio, enfatizó, pues permitirá la suma de esfuerzos de instituciones públicas y privadas dirigidas a alcanzar este objetivo.

Por su parte, Juárez González aceptó el compromiso de promover vivienda rural para bienestar de las familias, lo que será posible en la medida en que participen los gobiernos municipios y se agilicen los trámites respectivos.

Ante un nutrido auditorio compuesto por derechohabientes y empleados de Infonavit, secretarios del gobierno estatal, representantes empresariales y una docena de alcaldes, el desarrollador destacó el compromiso de la Canadevih de que la vivienda popular que se construye en Hidalgo vuelva a ser la mejor vivienda de todo el país, como lo fuera por muchos años.