Cuautepec.- La dirección de Ecología entregó identificaciones con fotografía a 30 ejidatarios que fungirán como Vigilantes Forestales en el municipio de Cuautepec.

Ivonne Juárez Guzmán, titular del área, informó que dichas credenciales se realizaron para respaldar a los ejidatarios en las acciones de protección al ambiente, principalmente en la conservación de bosques.

Detalló que existen casos en los que personas ajenas a las propiedades ejidales, quieren realizar actividades ilícitas como la tala clandestina.

La funcionaria dio a conocer que la actual administración interpuso una denuncia ante la Procuraduría de la Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) en el mes de noviembre del año pasado, al detectarse derribo de árboles dentro del ejido El Encinal, siendo este el único caso hasta el momento.

Juárez Guzmán indicó que durante enero, la mayor parte de los ejidos fueron inscritos el programa PRONAFOR 2018, así como personas que cuentan con predios mayores de cinco hectáreas, con el objetivo de ser beneficiarios mediante incentivos económicos o en especie.

Recordó que en el 2017, a través de Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), Cuautepec fue uno de los municipios en la entidad que recibió más apoyo, ejemplo, el ejido de Tecocomulco que recibió más de dos millones de pesos.

Otra actividad que se llevó a cabo, la funcionaria manifestó que fue la gestión ante la CONAFOR para la visita de un especialista en el ejido Encinal, y con ello, integrar un plan de saneamiento ante la presencia de plaga.

Agregó que durante el 2017 la dirección de Ecología recibió cerca de 15 mil árboles de diferentes especies para realizar la reforestación social en predios y ejidos.

Se ha mantenido un acercamiento para la conservación del medio ambiente a través de pláticas en instituciones educativas, gestión ante dependencias estales y federales, donación de árboles, participación en programas de reciclaje, entre otros, para este año se prevé superar las metas establecidas”, puntualizó Juárez Guzmán.