Hidalgo, junto con los estados de México y Puebla, son las entidades del centro del país que presentan las alzas más importantes en la producción manufacturera, con 16.4, 10 y 31.5%, respectivamente.

Esta tercia de estado, frente a otros que como Zacatecas, Oaxaca o Veracruz vieron retroceder su actividad industrial, contribuyeron en  2017 a alcanzar una producción anual valuada en 6.5 billones de pesos, con un incremento anual de 6.2% en términos reales, el mayor registrado en los últimos cinco años.

Cifras difundidas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), permiten conocer que la industria manufacturera presenta repunte en varias regiones del país, frente a industrias en recesión como la minería y la construcción.

Un dinamismo que a consideración del instituto es producto principalmente de la aceleración del sector manufacturero en el centro del país.

Precisa el Inegi que los incrementos en la actividad fabril se dieron en 4.4% en la región norte del país; en 5.6% en la región centro-occidente; en 11.2% en la región centro, mientras que en el sur-sureste se produjo una caída de 1.1%.

Señaló también que la variación del centro del país fue la mayor desde que se tiene registro actualizado, en 2007.

En 2017 la región centro-occidente registró la menor alza de los últimos cuatro años, mientras que la región norte solo tuvo un crecimiento menor a la registrada en 2016, de 5.8%.

El que la región centro se coloque a la cabeza en el país, se debe a los aumentos anuales reales en la producción manufacturera alcanzada por Puebla, de 31.5%; Hidalgo, de 16.4% y el Estado de México, de 10 puntos porcentuales.

En la Ciudad de México, precisa el informe, la actividad industrial manufacturera descendió 5.8%.

Los únicos territorios que dibujaron una tendencia de aceleración fueron el Estado de México, Puebla e Hidalgo. Las primeras dos entidades concentran 67.2% del valor total de la zona; en la economía poblana, equipo de transporte, particularmente automotriz, contribuye con dos terceras partes de sus industrias manufactureras, cuyo ascenso fue de 48.9% anual en el periodo de referencia.

En la región norte destaca la aceleración en Nuevo León y Baja California Sur, así como las disminuciones en Sonora y Durango entre enero y noviembre del año pasado.

En centro-occidente, el mayor dinamismo manufacturero se exhibió en Michoacán y San Luis Potosí; las tasas negativas fueron para Zacatecas, Nayarit y Colima.

En el sur-sureste los resultados fueron los siguientes (comparativo de las tasas del 2016 y del 2017): Oaxaca y Veracruz en fase recesiva; pérdida de ritmo en Campeche, Yucatán y Chiapas; recuperación en Quintana Roo; repunte en Guerrero, y aceleración en Tabasco.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre