¡FAKES NEWS! La famosa frase del actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se ha convertido en una de las más criticadas por el mandatario en lo que va de su administración, refiriéndose al cómo los medios, tanto de su país como los internacionales, se han atrevido a “difamarlo” y criticar su trabajo.

Dentro del cine se ha tocado el tema de la libertad de expresión con frecuencia, y ha dado en la industria de Hollywood obras relevantes como “Todos los hombres del Presidente” (de Alan J. Pakula, 1976) o la reciente ganadora del Oscar a Mejor Película, “En Primera Plana” (Tom McCarthy, 2015), por mencionar.

Previo al sonado caso Watergate (tema tocado por la cinta de Pakula), el periódico The Washington Post destacó al publicar en los años setenta unos documentos, mejor conocidos como los Papeles del Pentágono, los cuales revelaban los intereses políticos detrás de la Guerra de Vietnam y cómo estos vendrían a afectar a la nación norteamericana.

Esta historia es ahora llevada a la pantalla grande por nada más ni nada menos que el consolidado director Steven Spielberg, quien recientemente ha demostrado gran interés por estas temáticas políticas, ya sea en su etapa más clásica con “Lincoln” (2012) o en la más obscura y misteriosa con “Puente de Espías” (2015).

Con su reciente cinta “The Post” (Los Oscuros Secretos del Pentágono), nos cuenta ahora la historia de cómo Katherine Graham (interpretada por Meryl Streep), heredera presidenta del periódico The Washington Post, junto a su director, Benjamin Bradlee (interpretado por Tom Hanks), deberán enfrentarse a la competencia y al escándalo que rodeó a la Casa Blanca y al Pentágono durante esta guerra mientras se enfrentan a los intereses políticos, los inversionistas de su empresa y el deber ético que demanda el periodismo.

Spielberg, Streep y Hanks en el set de "The Post"
Spielberg, Streep y Hanks en el set de “The Post”

La dupla de Streep-Hanks es grandiosa, y no se podía esperar menos, ambos actores consolidados que su presencia en pantalla es ya agradable y memorable, pero además de esto, el elenco que les rodea en esta cinta de Spielberg logra también memorables secuencias, sobre todo la actuación de Bob Odenkirk (Better Call Saul, 2015) como este arriesgado reportero en pos de la verdad.

Steven Spielberg en esta cinta, pese a demostrar su ya típica narrativa discursiva política, se siente arriesgado en su manejo de cámara, con emplazamientos frenéticos que siempre rematan en decisiones de los personajes que van definiendo el ritmo de la cinta.

Tal vez en esta ocasión el director se siente algo contenido en su crítica a este pasaje de la historia norteamericana, sin embargo, su discurso pretende ser más metafórico y sobre todo, un reflejo de que, pese a que este suceso ocurrió años atrás, parece que está destinado a repetirse.

Y ante esta posible repetición, conlleva en su discurso la crítica sobre el poder político, los intereses económicos y personales que pueden permear en un medio impreso, pero también refleja la lucha por buscar la verdad y ser parteaguas en el tema de la censura de información y la lucha por la libertad de expresión.

Aunado a esto, con el personaje de Meryl Streep, Spielberg da un constante discurso en base a su narrativa cinematográfica sobre el poderío que permea en este tipo de negocios en el género masculino y en cómo una mujer tiene que luchar por dejar en claro su posición y decisiones ante una responsabilidad tan grande como la supervivencia de su empresa y amada pasión.

La impecable producción de la cinta que transporta al espectador a esta época, llevándolo de la mano por cuartos de edición, juntas corporativas y cuartos de maquila de medios impresos forman una atmosfera accesible visualmente y claro, Spielberg vuelve a llamar al compositor John Williams, para terminar de rematar los aspectos de producción con música potente y acertada.

“The Post” no es una obra menor del director, y en los tiempos políticos que vive Estados Unidos actualmente, parece necesaria e imprescindible para recordarle al espectador de qué va la labor periodística, la importancia que tiene en la vida política no solo de este país, sino en todo el mundo.

¿Ya viste esta cinta nominada a dos premios Oscar, incluyendo Mejor Actriz y Mejor Película?

¡Sigamos la conversación en Twitter: @AlbertoMoolina!