Últimamente la mejor manera para evadir los señalamientos sobre su actuar que recibe quien aspira a ocupar una candidatura de elección es achacar dichos comentarios a los efectos de la guerra sucia que sus oponentes idearon en su contra o a los impactos de fuego amigo que sus correligionarios elaboraron desde la misma trinchera con la intención de entorpecer su carrera rumbo al cargo al que aspira.

Ello no porque las presuntas acusaciones por fuerza tengan      que ser ciertas, pero como la broma, la guerra sucia tiene su dejo de verdad; algo arrastra que  hace sonar al río. Tal vez se trate de malas interpretaciones, de verdades a medias o verdaderamente de infundios armados por medio de la distorsión de hechos reales.

Durante la precampaña presidencial que concluyó ayer, el Movimiento Consenso Ciudadano por Querétaro denunció ante la Procuraduría General de la República (PGR) a Ricardo Anaya Cortés, aspirante de la coalición “Por México al frente” por su probable responsabilidad en los delitos de enriquecimiento ilícito, fraude, operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal.

Javier Alejandro Olvera Velázquez y Teresa Roldán Soria interpusieron la denuncia de hechos para que se deslinden responsabilidades y se proceda conforme a lo que a derecho corresponda.

Los quejosos afirmaron que la denuncia es por lo publicado recientemente por una revista de circulación nacional en la que se hace mención a que Ricardo Anaya y sus colaboradores crearon la fundación Por más humanismo A.C., la cual presuntamente es una fachada para ocultar los recursos de procedencia dudosa.

“Sí Ricardo Anaya aspira a ocupar el más importante puesto de elección popular, debe demostrar su transparencia, honestidad y probidad”, aseguró Javier Alejandro Olvera, quien añadió que el citado precandidato a la presidencia debe mostrar las escrituras y el acta constitutiva que acredita la legitimidad de la citada fundación.

En respuesta, Anaya Cortésdescartó presentar pruebas o contrademandar para responder a las denuncias presentadas en su contra ante la PGR por presunto enriquecimiento ilícito y achacó tales acusaciones a la “guerra sucia” que emprendió el PRI en su contra luego de que la campaña de su precandidato está “desfondada”.

“Me da risa, es la guerra sucia del PRI, y no nos van a detener con esta guerra sucia, lo único que quieren es confundir a la opinión pública, no lo van a lograr, yo voy a seguir concentrado trabajando, convenciendo a la gente, y debe la gente saber por qué el PRI está haciendo esto”,

Atribuyó la supuesta guerra sucia del partido en el poder a su presunta desesperación y reiteró: “Con una sonrisa lo voy a responder” y así tan tranqwuilo Anaya se desatendió del asunto.

Habrá que ver qué sorpresas deparan la intercampaña y la campaña que vienen, sobre todo por si llegaran a surgir otra tipo de denuncias y el tipo de pruebas que las fundamenten, a fin de conocer la respuesta de la autoridad correspondiente.

Por el momento ya terminó la precampaña, lo que quiere decir que los tres aspirantes presidenciales que representan a diversos partidos tuvieron encuentros con las militancias del PRI, PVEM, MC, PRD, PAN, Morena, PT y PES ante las cuales se dieron a conocer y tuvieron sus primeros acercamientos.

 

✉ georginaobregon@gmail.com

Twitter: @Georobregon

COMPARTIR