Desde hace siglos se realiza el miércoles de ceniza y esta vez en la Basílica de Guadalupe mejor conocida como La Villita de Pachuca, los feligreses se dieron cita para arrepentirse de sus pecados y retirarse con una cruz de ceniza en sus frentes.

COMPARTIR