Una Ventanilla Única de trámites para la industria manufacturera se requiere con urgencia; “no sólo la construcción, las manufactureras requerimos también de los beneficios de una Mejora Regulatoria”, reclamó la ahora expresidenta de la Canacintra Pachuca, Margarita Gálvez Grimaldo.

Con una caída en las ventas de un 30% en promedio, las empresas manufactureras resienten también el peregrinar de su personal por una infinidad de dependencias gubernamentales, federales, estatales y municipales, para cumplir con las normas oficiales.

Y estamos hablando de trámites que se repiten, e incluso, que se contraponen”, hizo notar la empresaria, que en días pasados entregó la estafeta de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en Hidalgo.

Deben las industrias, dijo, cumplir con “una infinidad de obligaciones de carácter laboral, ambiental, fiscal, etcétera”, y ejemplificó: “si queremos abrir una nueva nave industrial, tenemos que emprender un peregrinar por oficinas de gobierno para tratar de conseguir los permisos necesarios”.

En especial citó el “martirio” que representa para la industria cumplir con sus obligaciones fiscales federales, estatales y municipales.

Tenemos que tener empleados, contratar despachos de fiscalistas, para poder cumplir con una tortuosa legislación fiscal que debería reducirse a cuánto ganaste, cuánto puedes deducir y cuánto pagas”.

El exceso de normatividad oficial obliga a las empresas, señaló, a contratar personal solamente para cumplir con la misma, “cuando lo que necesitamos son obreros especializados, mercadotecnistas, administrativos”.

La Canacintra Hidalgo no tiene calculado el porcentaje en sus costos que representa la contratación de personal para que atienda los trámites gubernamentales, “pero sí es alto, muy alto”.

Y es que tan solo en lo fiscal, destacó, se requiere de personal altamente especializado y que además se actualice constantemente, pues las reformas a las reformas son una constante en el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Finalmente, la industrial aceptó que el panorama político genera incertidumbre en el sector, entre la población trabajadora, y afirmó que “los partidos políticos deben firmar un acuerdo en el que se comprometan a respetar los resultados electorales, sin acciones que desestabilicen la economía“.