Como “actos anticipados de campaña” y “saltos sin razón de ser, estando el suelo tan parejo”, calificó Juan Jesús Bravo Aguilera, presidente de la Canaco Pachuca, el movimiento emprendido por Rocío del Arenal Pérez en su empeño por presidir este organismo, anticipándose a los tiempos y proceso oficiales.

El empresario informó que la noche de este lunes tuvo lugar una asamblea de Consejo, solicitada por la propia Rocío del Arenal, a la que sin embargo ella no quiso ingresar, “porque jamás le fue negado el acceso”.

En esta asamblea, y de acuerdo a los tiempos oficiales, se determinó lanzar el próximo jueves la convocatoria para renovar la mesa directiva. Proceso de elección en que, fue muy claro, “participaré buscando ser reelecto presidente un año más”.

Recordó el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Pachuca (Canaco-Servytur), que de acuerdo a la Ley de Cámaras Empresariales, el plazo para renovar las mesas directivas va del uno de enero al 31 de marzo, y que además se celebran juntas de consejo mensuales. “En esta ocasión fue aplazada hasta el 19 de febrero, por las ventas del 14 de Febrero y el ajetreo que tenemos.”

Sin embargo, y sin esperar esta asamblea en la que se definiría el proceso electoral, Rocío del Arenal, aseguró, comenzó a moverse anticipadamente, “y ya lo dijo don Fidel Velázquez, el que se mueve no sale en la foto”, afirmó jocoso.

Bravo Aguilera recordó que “tradicionalmente”, la asamblea para renovar la mesa directiva se lleva a cabo a mediados de marzo, “y siguiendo esta tradición así vamos a hacerla”.

Consideró que el movimiento anticipado de Rocío del Arenal no tiene razón de ser. “Si la señora quiere participar, que registre una planilla y que lo haga; si el voto le favorece, ganará la presidencia. Pero que quede claro que si ahora no ofrece respeto, no espere entonces ser respetada como presidenta”.

Aceptó que la señora Del Arenal puede tener motivos de inconformidad, “pero estos se dirimen en interior de cámara y no en los medios informativos”.

Informó finalmente que suman 40 los consejeros con derecho a voto, los que elegirán finalmente a quien los represente. “Si hay apoyo a mi trabajo seré reelecto un año más, el tercero, y si no hay apoyo, saldré por la puerta de adelante, no por la de atrás. No estoy casado con el puesto y seré tan respetuoso con quien gane las elecciones como lo han sido los expresidentes conmigo”.