“Únete y triunfarás” es antagónico a la famosa frase “divide y vencerás”, expresión aplicada en política, arte militar, en ámbito económico y en otras actividades que se realizan en grupo. La ciencia de la historia ha dado ejemplo de la aplicación de la estrategia de dividir al enemigo, en el plano político y militar se ha dado infinidad de muestras de su efectividad. Vencer, no significa derrotar en el plano militar al oponente, también consiste en firmar a acuerdos para preservar determinadas condiciones de organización y de colaboración con el victorioso.

Grupos minoritarios de sociedades han prevalecido porque en apariencia han acatado lo dispuesto por los triunfadores para evitar confrontaciones directas, sin embargo, han mantenido porciones de independencia para realizar determinadas, costumbres, prácticas sociales, y de índole religioso. La firmeza de un grupo pequeño para su permanencia consiste, en acordar condiciones con otros iguales, o con sus superiores; los grupos que son minoría prefieren utilizar la frase: “acuerda y permanecerás”.

La unidad es el recurso indispensable para la supervivencia de grupos minoritarios, la coalición demuestra solidaridad, el soporte de la alianza permite ganar el respeto de grupos mayoritarios, sólo de esta manera se perdura. El recurso de reunir impulsos, energías, bríos, y voluntades se aplica para normar la gramática y fonética a las lenguas originarias para nutrir su permanencia.

Las ventajas de la mancomunidad son varias con la finalidad de ser más fuerte, primacía aplicada por el Director General del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI), Juan Gregorio Regino, por esta razón, el pasado 16 de febrero acudió al auditorio “Pedro Vallejo” de la Benemérita y Centenaria Escuela Normal del Estado de San Luis Potosí (BECENE). La cita del funcionario y profesores de náhuatl fue para normar el sistema de escritura la lengua náhuatl, el objetivo es unificar su escritura para darle mayor autoridad.

Los contrastes en la escritura y fonología regionales prevalecen, de igual manera que otras lenguas nativas, persisten variantes lingüísticas, entendible entre maestros, escritores, poetas de cada región, ellos escriben algunas palabras de diferente forma, pero se entienden por el contexto, de lo expresado o escrito, no así, con los principiantes y los limitados en vocabularios.

El Directivo del INALI inauguró la apertura de la primera de tres reuniones que se tiene contemplado para estandarizar la escritura náhuatl, la segunda va ser en julio en Aquila Michoacán, la tercera en Jalapa Veracruz en el mes de noviembre. Al día siguiente  continuaron los diálogos entre los profesores y escritores en Náhuatl, con la intervención   del directivo del INALI. Dicho encuentro se sumó los festejos del 169 aniversario de la Institución Educativa de nivel Superior. Además, en este lugar se desarrolló el Segundo Encuentro Nacional de Idiomas (ENDI) 2018 actividad inaugurada por el Director General de la institución, Dr. Francisco Hernández Ortíz, posterior a esto, se dió el inicio a la primera reunión de profesores y escritores, del idioma náhuatl.

Representantes de organizaciones dedicadas a la cultura y literatura nacional, algunos otros con representatividad internacional fuimos testigos de la apertura a los trabajos, se aprovechó mi asistencia por haber dictado una conferencia en una de las salas de la BECENE, también, acudí en representación de Jaime Chávez Marcos, Presidente de Escritores de Lenguas Indígenas Asociación Civil, (ELIAC), ya que él acudió a otro evento realizado en el marco  del Día Internacional de la Lengua Materna.

Juan Gregorio Regino escritor en lengua mazateca, habló de un grupo de nativos de una región de Oaxaca, en su discurso enunció algunas bondades de normar las lenguas originarias más hablada en el país (náhuatl), mencionó que la única lengua que ya sido acordada su escritura ha sido el Hñähñu, o sus diferentes variantes; ñätho, hñähñö, ñuhu, o yuhu, nyahnyu, conocido por otomí.

En la  locución  de la Autoridad en el INALI reiteró la: “falta de congruencia en las políticas educativas para favorecer a las lenguas naturales del país, debido a que en la reforma educativa, si se establece que desde las normales se enseñe a los próximos maestros en el idioma inglés, no así en el caso de lenguas originarias, como el Náhuatl, y otras existentes”, de ser así van a seguir desapareciendo lenguas minoritarias: Es  “el caso de San Luis Potosí está prevista la desaparición del Pame” porque son pocos los interesados en hablar, y mucho menos en escribir, por la falta de su enseñanza en las aulas desde el nivel básico de la educación.

El poeta mazateco, ha externado en otros espacios, su preocupación sobre la desaparición de las 64 lenguas originarias que se hablan en México (68 lenguas vernáculas y el español), para su permanencia dijo: “se debe buscar la forma de salvaguardarlas, de alentar su uso oral, buscar que se reaprenda, trabajar con niños, jóvenes, ancianos, para que puedan retrasmitirse, re enseñarse y puedan de alguna forma seguir manteniendo esa vitalidad que es fundamental para que podamos seguir contando con estas lenguas”.

El poeta mazateco lleva a la práctica con uso de la palabra hablada y escrita, no sólo reclama, también propone, en una pieza poética de su autoría, pone de manifiesto un empleo alternativo, propiamente poético de las palabras; comparto a lectoras y leyentes un fragmento de Nuestra poesía:

“No sólo quejas, no sólo angustias

Hay en nuestros corazones.

Son como flores las palabras

Que de nuestros labios brotan.

Tenemos magia, tenemos canto y poesía”.