Un día como hoy en el año de 1857 se celebró por primera vez el Día Internacional de la Mujer, cuando un grupo de trabajadoras textiles decidió salir a las calles de Nueva York para protestar por las míseras condiciones en las que trabajaban, siendo una de las primeras manifestaciones para luchar por sus derechos laborales.

Cuando las mujeres alzan la voz el mundo cambia y la historia es parte de ello. Un claro ejemplo es la celebración del Día Internacional de la Mujer, el cual en este 2018 bajo el lema “Ahora es el momento: las activistas rurales y urbanas transforman la vida de las mujeres”, se sumará a un movimiento mundial sin precedentes por los derechos, la igualdad y la justicia de las mujeres.

Centrándose también en el tema del 62º periodo de sesiones de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, la celebración quiere llamar la atención sobre los derechos y el activismo de las mujeres rurales, que constituyen más de un cuarto de la población mundial y la mayoría del 43% por ciento de las mujeres que se dedican a la agricultura en el mundo. Labran la tierra, plantan las semillas que alimentan a sus comunidades y se hacen resilientes frente al cambio climático. Sin embargo, en casi todos los aspectos del desarrollo, debido a las arraigadas desigualdades y discriminación por razones de género, las mujeres rurales viven en peores condiciones que los hombres rurales o las mujeres urbanas.

Por ello, este día es una gran oportunidad para rendir homenaje a quienes trabajan sin descanso defendiendo los derechos de las mujeres y animándolas a que se desarrollen plenamente.

En el Estado de Hidalgo, es importante recordar a Elisa Acuña y Rossetti quien nació en Real del Monte en 1877, quien fuera una fuerte defensora de los derechos humanos de la mujer, habiendo colaborado con las fuerzas zapatistas y más tarde fue enlace entre éstas y los carrancistas, además ocupó puestos directivos en el Consejo Feminista Mexicano y en la Liga Panamericana de Mujeres.

Asimismo, Margarita Michelena, quien nació en Pachuca en 1917, creó el primer diario a nivel mundial elaborado exclusivamente para mujeres y en 1980 fundó el periódico “Cotidiano” para apoyar la causa de estas mismas.

Por esto y más, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH) a través de sus visitadurías regionales y oficinas centrales capacita a  mujeres de comunidades indigenas y de zonas urbanas sobre el Derecho a una vida libre de violencia tanto en lengua materna como en español.

Ocupados por este tema la CDHEH ha creado 10 observatorios, de los cuales uno de ellos es precisamente para la atencion de las mujeres, donde se busca promover, defender y difundir tanto sus derechos como obligaciones.

De igual forma contamos con una oficina en el Centro de Justicia para mujeres, donde personal de esta CDHEH atiende casos especificos a favor de ellas,

Con actividades como estas, la CDHEH pretende que las mujeres tengan conocimiento no sólo de sus derechos humanos, sino de cómo pueden hacerlos valer, además de saber que la violencia no debe formar parte de la vida cotidiana de ninguna persona.

Es importante mencionar que la violencia contra mujeres y niñas representa una de las violaciones a los derechos humanos más comunes, naturalizadas y extendidas en el mundo, está presente en todos los países, culturas y clases sociales, es por esto que la CDHEH refrenda su compromiso por promover y difundir los derechos humanos en todos los rincones del estado.

Para ONU Mujeres, la cual opera desde el año 2011, el momento es ahora: Prevenir y eliminar la violencia contra las mujeres y niñas, es una responsabilidad compartida que nos convoca a la acción.

Hoy en día el acoso sexual, la violencia y la discriminación contra las mujeres han acaparado los titulares y el discurso público con una creciente determinación a favor del cambio.

Con el hashtag #DíaDeLaMujer y #AhoraEsElMomento esta agencia de las Naciones Unidas para la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres hace un exhorto a todas y todos desde su oficina en México con el objetivo de homenajear a quienes trabajan sin descanso para reclamar los derechos de las mujeres y realizar su pleno potencial.

Desde reinas, heroínas, escritoras, científicas, espías, políticas, pintoras, hasta misioneras, cantantes, actrices, cineastas, princesas, han alzado la voz, algunas han sido calladas, otras continúan en la lucha por la defensa no sólo de sus derechos, sino el de todas, desde niñas hasta ancianas.

Pero nuestros ojos, manos, corazones y cerebros deben estar concentrados con las mujeres (niñas y adolescentes) más desprotegidas, más vulnerables, aquellas que caminan por las veredas con la mirada puesta en el suelo de tierra o en los “Cinturones de pobreza”, en las ciudades, donde son víctimas del maltrato y la explotación para poder sobrevivir y mantener, aun en situaciones precarias a sus hijos e hijas.

Y así cada día: haciendo historia, dejando huella, un legado, compromisos y responsabilidades.

#AhoraEsElMomento de sumar esfuerzos y seguir con sus acciones y lograr derechos para todas.