Ya tiene un rato que “está al aire”, como decimos en los medios, una campaña contra la violencia de género hecha con la participación de jugadoras y jugadores del equipo Pachuca de futbol.

No la he visto completa, nadie me la ha mostrado, el único contacto con ella, es como simple espectadora al momento de cruzar el semáforo cuando caminas hacia la central de abastos de la ciudad, no se escucha bien el audio, en fin los problemas propios de la distancia.

Conozco perfectamente bien la campaña de “Sácale la tarjeta roja a la violencia” ni más ni menos porque la creamos Carmen Campos y yo en el año 2006 con motivo del mundial de futbol.

Nosotras hacemos campañas de prevención específicas, aprovechando momentos específicos, la institución para la que hicimos tal campaña aquí en Hidalgo le aplicó el artículo “sesto”, el cesto de la basura, así que como teníamos invitación para asistir al diplomado de género y comunicación que se imparte en el Instituto Internacional de Periodismo “José Martí”, en La Habana, Cuba, la llevamos ahí.

Es una dinámica en dicho diplomado, que presentas tu material y especialistas de toda Hispanoamérica le hacen críticas y recomendaciones, ésa campaña, no tuvo ni un solo señalamiento, al final en la memoria del evento se quedan ésos materiales y se entregan a todas y todos los participantes. Así que la campaña de “Sácale la tarjeta roja a la violencia”, se reprodujo en Cuba y España, con mucho éxito en ambos casos.

Nunca nos imaginamos que daría la vuelta hasta regresar aquí a Pachuca, tantos años después.

Sé perfectamente bien que la campaña es la de nosotras porque resulta que, no fue la única que presentamos aquel año en La Habana, llevamos otra que ya teníamos al aire en la televisión hidalguense que se llamó “No sólo son golpes”.

En ésta campaña el material principal era un spot de televisión sin audio, fondo blanco y gráficos con frases que dicen los agresores machistas con el objetivo de humillar a las mujeres, ¡Ya te vas a poner a llorar!, ¡Mujer tenías que ser!, ¡Para que trabajas si vas a ganar eso!, y otras linduras por el estilo.

Pues bien, cómo todo se mete en la memoria del diplomado de Cuba, no había manera de diferenciar que se trataba de dos campañas distintas, eso sólo nosotras, las autoras podríamos haberlo diferenciado.

El año pasado, un grupo de mujeres priístas que nos presentó una amiga, nos comentaron de la campaña y nos dijeron que había sido premiada en España por la empresa AVON, pero que para reproducirla se tenía que respetar como estaba, es decir mezclada, aunque en Europa no saben que ésa es su situación.

Las mujeres nos permitieron ver lo que les habían enviado y nos pidieron que lo revisáramos,  yo les comenté por correo electrónico que me era muy raro revisar mi propio trabajo, hasta ahí quedó la comunicación, nunca más hablamos.

Ahora veo en ésa pantalla que está encima de conocido restaurante de carnes, el híbrido que quedó entre la campañas, “Sácale la tarjeta roja a la violencia” y “No sólo son golpes”, además firmada por  varias empresas, incluso una de comunicación que no maneja la perspectiva de género y a la cuál por supuesto nunca la había interesado, todas encabezadas por el Pachuca.

De ¿qué implica para el Pachuca ésta campaña?, hablaré la próxima semana.

¡Abur!

✉ Botellalmar2017@gmail.com

COMPARTIR