El director técnico de los Tuzos, Diego Alonso, externó su preocupación de que sus seleccionados llegue en buenas condiciones, sobretodo porque están en espera de los resultados que tenga la lesión de Óscar Murillo, pilar de la defensa tuza que se lesionó durante su participación en la fecha FIFA con la escuadra cafetalera.

Apuntó que la gente que se había quedado trabajando lo ha hecho muy bien, recuperando algunos futbolistas como Figueroa y Omar González, que se vienen reincorporando al plantel, “lógicamente que lo que esperamos de la gente que venga de fuera de sus selecciones es que vengan sanos, lamentablemente tenemos la lesión de Murillo, tenemos que esperar a que le hagan los estudios aquí, pero seguramente estará descartado para jugar unos cuantos partidos con nosotros, quizás todo lo que resta de la liga, es una baja muy importante”.

Además, Alonso está a la espera de cómo llega Sagal, además de ver cómo llega su contención Jorge “El Burrito” Hernández, quien junto con Franco Jara no verán acción ante Rayados porque ambos están suspendidos.

También está atento a ver cómo llegan de sus combinados nacionales Keisuke Honda y Mané, “son fechas muy complicadas porque no puedes trabajar con el equipo que uno cree que va a jugar el fin de semana, y a su vez estamos siempre con la incertidumbre de ver cómo llegan los futbolistas que vienen de selección”.

Dijo que quienes se quedaron se les exige que estén en mejor forma, y a quienes fueron a sus selecciones, es una alegría para el club que estén ahí, “pero siempre estamos con el corazón en la mano pensando que les puede pasar algo como le paso a Murillo”.

Luego de casi un mes sin ver acción en el Hidalgo, dijo que tienen muchas ganas ya de presentarse de local, pues se sienten muy cómodos con la afición, “tenemos que hacernos fuertes en nuestra casa para poder tener aspiraciones a calificar, hemos tenido un semestre muy difícil, con muchas bajas, lesiones, se nos ha complicado bastante”.

No obstante, Alonso espera que en estas 5 fechas que le restan al campeonato poder arremeter con las fuerzas que le queden al equipo y tener posibilidades de calificar.

“Somos mucho más difíciles dentro de la liguilla que fuera, la mayoría de los equipos dicen lo mismo pero nosotros un equipo que hemos sabido jugar competencia, jugar 2 contra 1 nos hacemos fuertes en se sentido y ojalá podamos estar dentro para poder pelear también”.

Compartió que ve todos los juegos de los seleccionados Tuzos en sus combinados, lo cual los deja tranquilos, ya que cuando llegó sólo había un seleccionado, pero ahora Pachuca mandó 5 y en algún momento han tenido hasta 8 o 9 seleccionados, “eso es reconfortante, es una satisfacción para el cuerpo técnico y para el club el saber que también hemos ido armando un grupo de futbolistas competitivos que se han ido ganando la posibilidad de ir a selección y competir al más alto nivel”.

Alonso dijo que hay 6 equipos en el torneo que están para dos o tres posiciones en liguilla, además de Monterrey, su próximo rival, y otros dos con los que tienen enfrentamiento directo, que es con entre ellos Puebla, “son seis equipos que estamos para dos o tres puestos y tenemos que apretar lo mejor que podamos y hacer un buen cierre para poder terminar bien”.

Analizó al rival, ya que dijo Monterrey es un equipo netamente contragolpeador, con futbolistas muy veloces arriba, que parten al equipo a sabiendas de la calidad d sus jugadores en la ofensiva, “muchas veces parten al equipo, para desesperar al rival y dejar3o 4 jugadores en ofensiva para poder hacerte daño, ojalá podamos controlar eso y podamos llegar a bloque bajo como lo hacemos habitualmente también y a partir d ahí que estén mucho más lejos del arco a la hora de contragolpear”.

Reconoció la calidad del plantel Rayado, y habló del descanso que tuvo el equipo, ya que dijo son exigentes a la hora de entrenar, lo mismo que al momento de dar descanso, “porque el sistema nervioso central se cansa mucho más y es mucho más difícil de recuperar que el físico”.

Consideró que en el físico quizá en uno o dos días se pueden recuperar, pero cuando hay trajín de partidos de selección, como los que fueron a sus combinados, están compitiendo permanentemente, además de que Pachuca no tuvo pretemporada, “el estrés de competir, de querer ganar, de querer estar al más alto nivel, siempre genera un cansancio y es necesario cuando se tienen días libres, dárselos a los futbolistas para que descansen; entendemos que para poder rendir, se necesitan días de descanso absoluto para poder volver a poder rendir al máximo nivel nuevamente”.

 

 

 

COMPARTIR