El Grupo Ecologista Hidalguense de Protección al Medio Ambiente manifestó su apoyo en redes sociales a la huelga de hambre que realiza el ex alcalde de Tlaxcoapan, Miguel López Hernández, en oposición a la construcción de la carretera Tlaxcoapan-Doxey; manifestación que este once de abril cumple diez días.

Luego de que el pasado lunes se unieran a la protesta, Georgina Puebla Vargas, delegada de Doxey, y Virginia Jiménez de Tlaxcoapan, también se sumó Prisciliano Montes, ex regidor del municipio, y Francisco López Hernández.

Por su parte, la sociedad civil representada por Fernando Cruz, quien realizó una transmisión en vivo para los medios de comunicación a través de sus redes sociales, aseguró que estarán apoyando en la difusión e información de la manifestación pacífica que realiza el grupo de personas, exigiendo al gobierno del estado tenga un acercamiento directo con los habitantes para dar solución al desacuerdo.

El ex alcalde refirió que dicha protesta es sin tintes políticos, y su objetivo es lograr que se respete el predio donado por los habitantes para el centro de salud y donde ahora se pretende construir la vialidad, que de acuerdo con los habitantes, beneficia únicamente a Munsa, la empresa harinera instalada al final del tramo.

Miguel López Hernández recalcó en que existe otra propuesta para la construcción del camino en un predio que ya fue donado por uno de los habitantes, no obstante, el gobierno del estado no ha querido aceptar la alternativa.

La organización civil demandó la urgencia de atender esta protesta, ya que pone en riesgo la salud de los habitantes, y exhortó al Secretario de Gobierno del estado, busque un dialogo con los habitantes.

FOTOEspecial/Síntesis
COMPARTIR