La presencia de lluvias fuertes en la mayor parte de la entidad irá disminuyendo paulatinamente llegando al fin de semana, por lo que se espera que se recuperen los valores máximos de temperatura para las próximas horas informó la dirección de Protección Civil del Estado exhortando a la población a prepararse para temporada de lluvias el próximo 15 de mayo.

Tras el potencial significativo de lluvia que se presentó en las distintas regiones del estado especialmente durante el martes, provocó el incremento normal en los ríos de la huasteca y Otomí Tepehua, no obstante ante la disminución significativa de unos 25 milímetros no dejará consecuencias graves en materia de protección civil.

Por su parte, la Secretaría de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial (SOPOT) realizó trabajos de retiro de caídos en las carreteras de dicha región, solicitando a los usuarios y conductores circular con precaución por estas vías y atender los señalamientos e indicaciones del personal que labora en el lugar para evitar cualquier percance.

Enrique Padilla Hernández, director de Protección Civil del estado, llamó a tomar previsiones para el próximo fin de semana por la llegada de un nuevo sistema frontal número 44, que estará generando marcado descenso térmico con valores de hasta los ocho grados por debajo del promedio de las temperaturas.

Para el resto de la semana, las condiciones de lluvia irán disminuyendo de ligeras a dispersas, no obstante, no se descarta la posibilidad de tormentas aisladas y caída de granizo acompañado de algunos chubascos especialmente en la zona centro-sur y el sur del valle del mezquital.

Llamó a tomar ciertas precauciones al momento de salir de casa, como manejar con precaución en zonas de niebla y deslaves, limitar la velocidad en zonas urbanas, y evitar si se conoce, lugares de encharcamientos severos.

Por los fuertes vientos que se presentan en la capital de estado derivado de los fenómenos climatológicos, recomendó a la población retirar objetos pequeños o de menor peso que puedan ser derribados fácilmente ya que pueden herir a algún transeúnte, no refugiarse en árboles o estructuras metálicas, reforzar vidrios y no permanecer cerca de ventanas o puertas.