Mientras la generación Y revive su infancia con el regreso de animes (o caricaturas japonesas) a sus vidas, como ha sido el caso de Dragon Ball, y recientemente Los Supercampeónes; la generación X recibe una mejor recompensa a su nostalgia permitiéndoles revivir uno de los animes más icónicos de los ochentas en México: Mazinger Z.

La serie que marco las bases del género mecha, el cual se caracteriza por contar la historia de personajes que tripulan o manipulan robots de grandes magnitudes para salvar al mundo, sin duda sigue vigente en la memoria colectiva de quienes crecieron con series como Meteoro, Candy Candy o Remi.

“Mazinger Z: Infinity” es el gran regreso de la memorable serie, y para deleite de la generación de la que formó parte, vuelve ahora en pantalla grande, con una historia que nos sitúa en Japón tras la inminente victoria de Koji Kabuto sobre el Dr. Hell, donde la energía fotónica, la cual dotaba de vida al gran robot de Kabuto, se ha convertido en un elemento clave para la restauración del país.

Koji Kabuto ahora es un gran científico, como lo fuera su abuelo, pero no espera que en su trabajo de investigación encontrará un nuevo y poderoso Mazinger que resguarda un poder desconocido.

Este poder traerá de vuelta a los villanos que marcaron a una generación: el Barón Ashura, el Conde Brocken (o Conde Decapitado) y el temible Dr. Hell; todos de vuelta para cobrar venganza tras su derrota ante el gran Mazinger Z.

En esta nueva batalla por salvar a la humanidad, a Koji no solo le volverá a acompañar Sayaka, sino también su hermano menor Shiro, Tetsuya, Boss y los profesores Iz Sewashi y Biz Nossori.

La película está dirigida por Junji Shimizu, quién fuera director principal del anime de Yu-Gi-Oh y de películas de la serie One Piece.

Es evidente que la película está dirigida a los fans de esta serie, la cual no solo marcó a una generación, sino que sin duda quienes gustaban de ella, han transmitido a otras generaciones su gusto por ella.

Si bien la historia podría parecer un simple pretexto que apela a la nostalgia, la producción de la película es soberbia, tanto en animación que guarda un poco el estilo de los años setenta y se mezcla con nuevos elementos de animación en tercera dimensión.

Asimismo, la música y los efectos especiales logran un gran espectáculo visual que embona perfecto con un guion que esconde importantes mensajes sobre el amor, la madurez y la vida en la tierra.

Además, los fanáticos verán por fin consolidada la relación amorosa que siempre se ha debatido entre las personalidades explosivas, pero a la vez bondadosas de sus protagonistas, la cual tendrá como catalizador a un nuevo personaje dentro de este universo.

Con un logrado factor nostalgia, deleite visual sin igual y una historia pertinente un tanto cursi logrando entretenimiento puro, el regreso de Mazinger Z al cine significa un glorioso viaje al pasado con miras al futuro para que nuevas generaciones y las que crecieron con la serie, para que puedan sentarse en una sala de cine y disfrutar de las aventuras de Koji Kabuto y su legendario robot.

¿Te gustó el regreso de este anime a la pantalla grande? ¡Sigamos la conversación en Twitter: @AlbertoMoolina!

COMPARTIR