El barrio de El Arbolito fue testigo de la tercera edición de la carrera atlética de 7 kilómetros que se realiza en recuerdo de Ángel Guzmán, personaje de este tradicional barrio pachuqueño a quien apodaban “El Chavo”.

Unos 150 competidores se dieron cita en la Plaza de del Popolo, que fue la salida y meta de esta competencia, que se corrió en las categorías libre y master ramas varonil y femenil.

Heriberto Guzmán, hijo de Ángel Guzmán, compartió que esta carrera se realiza en honor a su papá, que falleció hace unos años, pero a quien le gustaba mucho correr, “entonces, quisimos como en homenaje el empezar a organizar esta carrera, lo hicimos una edición y afortunadamente ya van tres”.

Compartió que fueron poco más de 150 corredores en esta edición, “la verdad fue muy buena la respuesta, el primer año tuvimos 80, entonces se está posicionando en el gusto del público esta ruta”.

Los corredores salieron de la Plaza del Popolo y enfilaron rumbo al camino viejo a El Cerezo, subiendo hacia El Bordo y de ahí bajaron por la carretera La Estanzuela-Pachuca, para retornar a la Plaza del Popolo, en la calle de Galeana.

La carrera fue a beneficio de fundaciones dedicadas al cuidado de mascotas, como Casa Hogar IFA, que se dedica a recoger perros de la calle, los esteriliza y los da en adopción, y para el Refugio de Elizabeth Cruz, que también rescata perros de la calle.

La carrera también recolectó cerca de 200 kilos de alimento para perros y gatos que aportaron los corredores.

Los ganadores de esta carrera fueron en la categoría libre rama varonil Francisco Javier en primer lugar, Óscar González en segundo y Héctor Templos en el tercer puesto; mientras que en la rama femenil la ganadora fue Anel Ávila, escoltada en el segundo puesto por Guadalupe Islas y en la tercera posición por Hortencia García.

Heriberto Guzmán agradeció la participación en esta competencia e invitó a los corredores para la próxima edición el próximo año, en el mes de abril para la cuarta edición, “igual cambiamos la ruta o es la misma, pero vamos a tener nuevas cosas para todos”.

Recordó que a su padre le decían “El Chavo”, porque tenía una gorrita que era igual a la que usaba el popular personaje de Roberto Gómez Bolaños, y de ahí el mote en su recuerdo a esta carrera.