Después del primer debate presidencial del domingo 22 de abril, el ambiente electoral se transformó o enrareció; a los aspirantes a ocupar la residencia oficial de Los Pinos les dio por comunicarse en clave, por hablarse al oído, por recriminarse unos a otros, por lanzarse indirectas o decirle algo a Juan a fin de que lo entienda Pedro; es decir, se olvidaron de las propuestas y las demandas de quienes están en condiciones de ir a las urnas a votar por una ex primera dama, un gobernador con licencia, un ex secretario de estado, y dos ex dirigentes partidistas.

El hecho de que en el debate en mención José Antonio Meade, Ricardo Anaya, Margarita Zavala, Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, fueran juntos contra Andrés Manuel López Obrador posibilitó a los primeros cuatro candidatos a la Presidencia autonombrarse ganadores y al quinto también, pero además decirse víctima de que le echaran montón, lo cual es natural por ser el puntero.

Meade Kuribreña presumió que López Obrador tendría que cumplir con el ofrecimiento de que si se comprobaba que estaban a su nombre sus departamentos de Copilco se los regalaría al candidato de la coalición PRI, PVEM y Panal.

Ante la especie que circula por doquier respecto a que el ex secretario de Hacienda podría abandonar la candidatura o declinar a favor de su oponente de Por México al Frente, el tabasqueño llamó a que “por dignidad se le permita a su oponente llegar al final”.

A ello, el candidato de la coalición “Todos por México”, descartó que pudiera abandonar la campaña, declinar o hacer alianza en favor de Ricardo Anaya.

Apenas el sábado anterior López Obrador calificó a Anaya como “mafiosillo vulgar”, luego de que el aspirante “Por México al Frente” señalara que durante el la gestión de ex Jefe de Gobierno en la capital del país aumentó la delincuencia y en el tiempo que duró la administración de AMLO “las inversiones cayeron 40 por ciento e incremento el desempleo.

Por su parte a lo dicho por la candidata independiente Margarita Zavala en el sentido de que el eje de su gobierno será defender a la gente de delincuentes y de las propuestas de López Obrador, el de Morena dijo que ella era la única aspirante que sí le puede dar batalla en la competencia electoral de este año.

Es que ella en algunas encuestas está arriba de los dos, de Anaya y Meade; yo hablo del tercer lugar en las encuestas que tienen simpatía con el gobierno, pero hay encuestas en donde en segundo lugar está la señora Margarita”.

Respecto a El Bronco, no hubo ninguna reacción de parte del resto de los candidatos, quienes después del mencionado encuentro se olvidaron un poco de convencer a la gente de que pueden ser la mejor opción.

Al parecer Meade, Zavala, Rodríguez, Anaya y López se ufanaron en hacer creer a la audiencia, a sus seguidores, simpatizantes o indecisos que su participación fue la mejor, aunque los memes que invadieron las redes sociales digan otra cosa.

Es de esperarse que para el próximo debate Zavala o los otros cuatro candidatos tomen en cuenta al electorado en potencia y consulten con éste su participación en lugar de ostentar un triunfo inexistente, pues éste que sólo lo podrán obtener en las urnas.

 

✉ georginasobregon433@gmail.com

Twitter: @Georobregon

COMPARTIR