Este primero de mayo, más de 50 mil maestros pertenecientes a la Sección XV del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), desfilaron por las calles de Pachuca, encabezando la parada magisterial su secretario general Luis Enrique Morales Acosta, donde prevaleció la consigna de que se respeten todos los derechos conquistados por el magisterio en Hidalgo.

 

 

El líder magisterial, quien hasta se echó un bailecito para arrancar el desfile, indicó que este año la petición principal de los trabajadores es entorno a tres sentidos: uno es en cuanto a salarios y prestaciones, el segundo es en cuanto a estabilidad laboral, “¿qué es lo que queremos? Que la evaluación que hoy se está aplicando a los maestros sea formativa y sea contextualizada”, y como tercer punto la marcha era de apoyo total a las gestiones del profesor Juan Díaz de la Torre, líder nacional del SNTE.

El dirigente se pronunció por revisar la Ley del Servicio Profesional Docente, en algunos lineamientos, particularmente que se quite la nueva permanencia.

 

 

En el terreno político, Luis Enrique Morales dijo que el SNTE era un sindicato plural, donde a nadie se le presiona y no se iba a obligar a nadie a votar por algún candidato, pues pueden transitar donde quieran, aunque manifestó que en Hidalgo, para ellos el único candidato que siguen es a un maestro trabajador como el ex dirigente Francisco Sinuhé Ramírez.

Consultado sobre el nuevo sindicato del Cecyteh, indicó que no conocía el dato, pero sabía que siempre han querido formarlo, “y están en todo su derecho laboral”.

 

 

La marcha vestida completamente de blanco, con algunos vivos naranjas en logos y gorras del sindicato, inició en la avenida Juárez, entre las calles de Jaime Nunó hasta la calle de Iglesias, donde desde temprana hora se congregaron los contingentes de la Sección XV del SNTE, procedentes de todo el estado.

Muchos maestros aprovechaban para tomarse algún refrigerio, mientras se organizaban para salir o bien esperaban su pase de asistencia para comenzar a marchar en el turno que les tocara.

Unidad, unidad, unidad” era el llamado desde el sonido dispuesto en el templete ubicado en la calle de Matamoros, además de o más que arengaba en la Plaza Juárez de Pachuca.

 

 

Los distintos contingentes avanzaban en avenida Juárez, tomaron por Guerrero, Doria, le dieron la vuelta al Reloj en Plaza Independencia y arribaron a Matamoros, en donde culminaba el desfile.

Los contingentes avanzaban acompañados de música, bandas de guerra, enarbolando diferentes demandas además de las principales, como exigencia de recursos para los programas de jubilación, la defensa legítima de los derechos legítimos de los trabajadores de la educación, creación de claves en telesecundarias, que ningún docente sea separado del servicio por motivos de evaluación, respeto a la autonomía del SNTE así como el respaldo al comité ejecutivo de la Sección XV del SNTE.

Citados desde las 7 de la mañana, el desfile de los trabajadores sindicalizados en el SNTE inició a las 9 de la mañana y se prolongó hasta pasado el mediodía en la capital hidalguense.

COMPARTIR