En Hidalgo, durante lo que va del 2018, se han presentado 76 incendios forestales, resultando afectadas mil 097.80 hectáreas, de acuerdo con cifras de la Secretaría del Medio Ambiente estatal y ocupando la entidad el lugar 12 a nivel nacional en este tipo de siniestros, según cifras de la Comisión Nacional Forestal.

De la superficie siniestrada, el 70 por ciento corresponde a vegetación considerada de pronta recuperación, es decir, son pastos y matorrales espinosos en su mayoría, equivalentes a 774.05 hectáreas.

En cambio, el 30 por ciento de los incendios afectó 323.75 hectáreas que corresponden a arbolado adulto o de renuevo.

Hasta el momento, el registro actual de incendios equivalen al 33 por ciento de los que se tenían el año anterior al mismo periodo, mientras que la afectación es equivalente al 53 por ciento de lo que se tenía en el mismo periodo del 2017.

Hasta la fecha, el incendio reportado con mayor superficie afectada es el que ocurrió entre los municipios de Mineral de la Reforma y Mineral del Monte, en los predios de San Guillermo y el Corredor Turístico de la Montaña, donde hubo una superficie afectada de 223.50 hectáreas de matorral y el cual tuvo una duración de dos días.

La situación de la entidad con respecto al panorama nacional, de acuerdo con el reporte que maneja Conafor, al estado de Hidalgo se le coloca actualmente en el lugar 12 en cuanto al número de incendios.

Hidalgo ocupa el lugar 14 en lo referido a superficie afectada, pero tiene un sitio destacado en cuanto a respuesta, pues es el lugar 5 en tiempo de llegada al combate de incendios forestales y tiene el lugar 10 en eficiencia de atención a incendios con respecto a la superficie afectada.

Semarnath señaló que se ha trabajado en coordinación con los integrantes del Comité Estatal de Incendios Forestales y del Comité Estatal de Emergencias, con una fuerza de trabajo que ha participado en la mitigación de incendios integrada por brigadistas de Semarnath, el H. Bomberos y Sopot que representa el 50 por ciento del personal, así como por voluntarios ejidatarios o avecindados que aportan el 20 por ciento de combatientes, mientras los municipios suman el 15 por ciento, los brigadistas de la Comisión Nacional Forestal el 10 por ciento y los elementos de la Sedena el  3 por ciento y de CONANP y demás el 2 por ciento.

Los municipios con mayor cantidad de incendios son Singuilucan y Acaxochitlán, con 10 incendios cada uno, seguidos por Tulancingo y Cuautepec con siete incendios, de Tepeapulco con seis y Santiago Tulantepec con 5 siniestros.

En lo que respecta a los municipios con mayor superficie afectada, Tepeapulco ha resentido más la presencia del fuego con 232 hectáreas afectadas, seguido del incendio común que tuvieron Mineral de la Reforma y Mineral del Monte con 223.50 hectáreas, siguiendo en orden Tulancingo con 143.50 hectáreas, Singuilucan con 109.50 hectáreas, Cuautepec con 90.50 hectáreas y Apan con 80 hectáreas siniestradas por las llamas.