Para detectar posible sordera en niños recién nacidos, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores en el Estado (ISSSTE) ha implementado en Hidalgo un programa de detección oportuna de hipoacusia y sordera en neonatos.

El Instituto señaló que de acuerdo a cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), existen 10 mil personas con problemas de audición y nacen cada año entre 2 mil y 4 mil niños con problemas auditivos congénitos.

Por lo anterior, el ISSSTE lleva a cabo el programa Tamiz Auditivo, implementado en febrero de este año en los hospitales de las regiones de Ixmiquilpan, Huejutla y Pachuca.

El procedimiento del Tamiz Auditivo es gratuito, sencillo de realizar y rápido, ya que permite detectar presencia de hipoacusia o sordera en recién nacidos en las primeras 2 semanas de vida, sin causar dolor o molestia alguna.

De esta manera, se participa en la disminución de la discapacidad auditiva y se ayuda a la integración social de los pequeños, al detectar de forma oportuna este tipo de padecimientos.

Hasta el momento, en Hidalgo el ISSSTE ha realizado 75 pruebas, las cuales han resultado todas negativas.

El Tamiz Auditivo consiste en colocar en el recién nacido de cero a 14 días de edad, un “audífono” en el oído del bebé durante unos segundos, el cual registra de manera inmediata si existe una disminución auditiva, y en caso de presentarla, poder realizar la confirmación diagnóstica en el transcurso de las dos semanas siguientes, a fin de brindar un tratamiento oportuno.

El procedimiento se encuentra disponible los días lunes en los hospitales del ISSSTE de las Pachuca, Huejutla e Ixmiquilpan.