Con un candidato a la Presidencia de la República puntero, como Andrés Manuel López Obrador, de corte impositivo, dictatorial, lo que no podemos perder los mexicanos es la libertad de expresión; lamentablemente comienza a percibirse una autocensura entre los comunicadores, afirmó en Pachuca el historiador y escritor, Enrique Krauze.

En conferencia de prensa, el autor del Libro “Yo soy el Pueblo”, sobre el gobierno de Hugo Chávez en Venezuela, afirmó que México ha tenido en el pasado buenos, regulares y pésimos gobiernos, pero es a partir del 2000, tras la alternancia en el poder, que comenzó a gozarse de una plena libertad de expresión.

Esta libertad de expresión, subrayó, vino a destapar la Caja de Pandora de la corrupción gubernamental y del bajo compromiso social de las empresas, fenómenos que ya existían desde décadas atrás pero de los que nadie se atrevía a hablar públicamente. Sin embargo, y muy lamentablemente, subrayó, comienza a imponerse una autocensura entre los comunicadores.

Enrique Krauze estuvo en Pachuca invitado por la Coparmex, y dio prácticamente como un hecho el triunfo de López Obrador el próximo 1 de julio.

Tiene el candidato de Morena buenas propuestas, consideró, como la entrega de apoyos económicos a las personas de la tercera edad, “son las familias más pobres las mejores administradoras“, pero son indudable las semejanzas entre el tabasqueño y el venezolano Hugo Chávez.

Recordó entonces que con Hugo Chávez primero, y con Nicolás Maduro en la actualidad, ambos máximos ejemplos del populismo, pasó Venezuela de ser una de las naciones económicamente más poderosas –con la mayor reserva de hidrocarburos en el mundo-, a una economía a la que comparó con la de Haití, la nación más empobrecida de América Latina.

De ahí la importancia, afirmó, de que los mexicanos no retrocedamos, no perdamos lo avanzado en democracia, como lo es la libertad de expresión que se observa entre periodistas de la prensa, la radio y la televisión, de comunicadores con blogs en internet, y de la propia población en redes sociales.

Un gobierno que no acepta la crítica, que la castiga, es un gobierno dictatorial, un gobierno que generalmente se aferra al poder, enfatizó.

Cuestionado al respecto destacó el cambio registrado por México gracias a la alternancia, y más allá de si el gobierno de Vicente Fox fue bueno o malo, el cambio hizo avanzar a México.

Habló entonces de entidades en el país en donde la alternancia no se ha dado, entre ellos el de Hidalgo, y dijo que esto los mantiene en condiciones de rezago.