La mañana del martes integrantes del Congreso Agrario Permanente (CAP) en Hidalgo se manifestaron en las instalaciones de Gobierno del Estado exigiendo que los programas de apoyo a los más pobres se regresen a la Secretaría de Desarrollo Social luego de que con la actual administración son ejecutados por Obras Públicas, Finanzas y Contraloría del Estado lo que ha generado costos elevados.

De acuerdo con Gabriel Estrada Barrera coordinador del CAP en el estado, el proceso por distintas dependencias desde la entrega de expedientes hasta la ejecución de obras, genera gastos excesivos en programas de apoyo a los más necesitamos como es el caso de estufas, baños ecológicos o cuartos adicionales.

Señaló que de acuerdo a las gestiones realizadas al gobierno federal estiman costos para la realización de un cuarto en 30 mil pesos, sin embargo dentro de los expedientes del gobierno del estado se consideran hasta 95 mil pesos “con ese recurso nosotros podemos hacer hasta tres cuartos”.

Fueron más de 500 integrantes de las distintas organizaciones que integran el CAP, como la Coalición de Organizaciones Democráticas y Campesinas (CODUC), la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) y la unión Campesina Democrática (UCD)los que marcharon por las principales calles de la capital e instalaron carpas sobre la Plaza Juárez.

Martha López Ríos dirigente estatal de la UNTA demandó que los costos elevados han alcanzado inclusive presupuestos de hasta un 300 por ciento en las licitaciones los cuales son entregados a constructoras “juniors”.

Entre otras demandas, pidieron a la Secretaría de Desarrollo Agrario del estado, entregue recursos atrasados en los programas de apoyo al campo y que se den a tiempo ya que se han estado repartiendo a los beneficiados después de la cosecha.