En 2017, el estado de Hidalgo ocupó el décimo cuarto sitio entre las entidades federativas del país con mayor tasa de Trabajo Infantil, de 16.6%, frente a entidades como Nayarit, con la tasa más alta, de 19.7%, o Querétaro, con la más baja, de 5.3%, de un universo de 3.2 millones de niños y adolescentes de entre 5 y 17 años de edad que trabajan en el país.

El Inegi difundió este martes los resultados de Módulo de Trabajo Infantil 2017 (MTI), que precisan que del 2015 al 2017 se redujo la tasa de trabajo infantil, al pasar de 12.4% a 11.0% promedio en el país.

Sin embargo de este universo de menores que trabajan, el 7.1% laboran en actividades económicas no permitidas, y el 4.7% lo hacen en actividades domésticas sin remuneración en sus propios hogares, en condiciones no adecuadas.

Reporta el Inegi que en 2017 la población infantil de 5 a 17 años en el país ascendió a 29.3 millones de personas, de las cuales el  11% realizaron trabajo infantil, siendo 62.7% hombres y 37.3%, mujeres.

El trabajo infantil se dio en mayor tasa, 13.6%, en las áreas menos urbanizadas –con menos de 100 mil habitantes-, a diferencia de las zonas más urbanizadas -de 100 mil y más habitantes), donde la tasa fue de 7.6% de la población infantil.

De los menores que trabajan, 2.1 millones de niños, niñas y adolescentes, realizan tareas laborales no permitidas, cifra equivalente al 7.1% de la población de 5 a 17 años, mientras que la ocupación permitida la desarrollan 243 de ellos.

La tasa de ocupación infantil en actividades económicas no permitidas descendió de 11.5%07, a 7.1% en 2017. En el mismo periodo, la ocupación no permitida de 5 a 14 años disminuyó de 6.9% a 3.6%.

La ocupación no permitida por entidad federativa reportó sus niveles más altos en Nayarit, con 12.2%, seguido de Zacatecas, Guerrero y Puebla con 11.9% cada uno.

 

Trabajan en condiciones peligrosas

La tasa de ocupación peligrosa  a nivel nacional fue de 18.2%. Por entidades, Zacatecas reportó el nivel más alto. con 29.8%, y la Ciudad de México la tasa más baja, con 6.1%. Esta tasa se redujo, en los últimos 10 años, y pasó de 26.6 a 18.2%.

Las principales consecuencias para el hogar si el niño, niña o adolescente deja de trabajar, son que el hogar tendría que destinar parte de su ingreso al niño o la niña, con 26.0%, y el ingreso del hogar se vería afectado con 18.3%.

De los 29.3 millones de población infantil de 5 a 17 años, 2.1 millones no asisten a la escuela, es decir, el 7.2%. Las principales razones fueron la falta de interés, aptitud o requisitos para ingresar a la escuela, con 42.2%, falta de recursos económicos, 13.7%, y por necesidad de trabajar, 12%.