Con mucha alegría, pero con calma, se vivió en las calles de la Bella Airosa el histórico triunfo de la Selección Mexicana de Futbol ante Alemania en la Copa del Mundo, que venció a la escuadra germana con solitario gol del canterano tuzo, Hirving “El Chucky” Lozano.

Unos minutos antes de las 10 de la mañana, ya se veía en restaurantes, bares, heladerías, fondas, comedores y en plazas comerciales a familias y grupos de amigos que se congregaron en cuanta pantalla de televisión estaba disponible para observar el debut del tricolor en el Mundial de Rusia.

Así arrancaron las emociones del encuentro, y en las calles de Pachuca resonaban las voces de Christian Martinolli, Luis Omar Tapia, Enrique Bermúdez, Luis García y de otro ex tuzo como el director técnico Javier Aguirre, ya que la transmisión del partido se podía seguir en bocinas y televisores de los comercios pachuqueños.

La expectación era grande, ya que el conjunto mexicano se mostró incisivo al ataque, quizá ante unos displicentes alemanes, hasta que cayó al minuto 35 el gol de Hirving Lozano, viejo conocido de la afición tuza, que tras recortar la marca de Metzul Özil, lanzó potente disparo que venció al Emanuel Neur.

El jubiló se apoderó de quienes presenciaban el encuentro en los diferentes lugares de la ciudad, quienes continuaron coreando y apoyando a la distancia el desempeño de los tricolores en la cancha, no sin cierto nerviosismo, pues se estaba ante el campeón del mundo.

Había optimismo en el centro pachuqueño, ya que hasta los cocineros de conocido restaurante situado en Plaza Independencia, salieron a tomarse una foto en el medio tiempo, vestidos con la casaca verde de la selección y sus mandiles negros.

Precisamente en el segundo tiempo, los teutones comenzaron sus arribos al arco de Memo Ochoa que estuvo en plan grande, al tiempo que los aficionados pachuqueños cruzaban los dedos para que no se diera la misma historia que se había visto ante Alemania, que este día, cambió por primera vez.

Transcurría el juego y el sufrimiento aumentaba, pues con la ventaja de 1-0, en los últimos 20 minutos, los dirigidos por Joachim Low se volcaron al frente, y el estratega alemán enviaba al campo a toda su artillería, pues nombres como Reus, Gómez y Brandt ingresaban al campo e insistían en horadar el marco mexicano.

La última de Alemania que pasó cerca del poste en tiempo de compensación, arrancó un suspiro de susto entre los aficionados, pero a medida que el balón se alejaba del área mexicana y el tiempo se agotaba, apareció el convencimiento de que era posible, por fin, un triunfo sobre los germanos.

Llegó el fin de partido y la alegría y las sonrisas de muchos parroquianos, que padecieron y gozaron esta victoria mexicana, reconociendo esta vez el mérito del técnico colombiano Juan Carlos Osorio, duramente criticado en los últimos días.

En la ciudad algunos automovilistas hicieron sonar sus claxons, una que otra camioneta echaba al viento el entusiasmo por este triunfo, haciendo sonar la bocina y ondeando banderas de México en Guerrero y Avenida Juárez.

Un domingo tranquilo, quizá no tan desbordado, por ser el Día del Padre; muchos pachuqueños celebraron en familia y desde casa, este día y este triunfo, que fue un regalo para los padres mexicanos.

En sus redes sociales, el Club Pachuca destacaba el gol de Lozano, surgido de su cantera, así como la notable actuación de Héctor Herrera, quien también es otro jugador surgido de las inferiores de los Tuzos.

A través de su cuenta oficial de Twitter, el Club Pachuca calificó la actuación de la Selección como “Impresionanti”:

Por su parte, jugadores del Pachuca también expresaron su jubiló, como Víctor Guzmán, quien se refirió a su ex compañero:

 


En tanto, Óscar “El Conejo” Pérez expresaba: