¡Qué espectáculo, qué espectáculo, el que están dando muchos hombres en el Mundial de futbol en Rusia! Dedúzcalo usted la mayoría son de países como Argentina, México y Brasil, o por lo menos quienes han exhibido su machinería, ¡claro lo tienen que proclamar!, porque como bien lo dice Rita Segato la violencia de género tiene un fin moralizante, por eso se hace a la vista.

Así los hemos visto, abusando de las mujeres, metiéndoles mano, acosándolas, (increíble lo que les ha ocurrido a algunas periodistas que han ido a cubrir el evento) y ridiculizándolas entre otras cosas.

Muy pronto los aficionados latinoamericanos serán proscritos de los estadios como en su tiempo lo fueron los llamados hooligans de Inglaterra.

Creo que va más allá de lo que Julio González Pagés llama la socialización de las masculinidades hegemónicas, en su libro “Macho, Varón, Masculino”: “Históricamente el mundo deportivo se ha comportado como un terreno de legitimación y recreación de las relaciones sociales establecidas en los más diversos escenarios históricos, geográficos y culturales. Superada desde hace décadas, su definición más primigenia: “…sistema de competiciones físicas que buscan medir y comparar las actuaciones del cuerpo humano considerado como polémica siempre perfectible…” (Brown, 1968, p.44), se han convertido en una espectáculo en el que convergen y se expresan fenómenos y aspectos sociales como la violencia, las conciencias e identidades colectivas, raciales y de género, se interconectan y tienen lugar relaciones económicas y comerciales, y se validan intereses políticos propios de las sociedades modernas”.

Lea y relea, lo que dice Julio, el deporte ha dejado de ser deporte, para ser un pretexto donde se suscitan los actos más aberrantes y contradictorios del sistema patriarcal.

Y lo que está pasando en Rusia es una muestra de ello, mire de entrada se sabe perfectamente bien que ésa sede del mundial de futbol, fue obtenida de manera fraudulenta, es el mismo caso de Qatar, y sin embargo ahí está todo el mundo muy contento, como si no hubiera pasado nada y ya se anuncia el mundial en el país del medio oriente.

Eso quiere decir que Michel Platini y compañía, aunque estén en la cárcel, si es que están en la cárcel, siguen y seguirán ganando dinero con su deshonestidad, crimen y engaño. ¡No cabe duda que éste sistema juzga de manera totalmente distinta a hombres que a mujeres!, ¡Los hombres aunque pierdan, ganan, el sistema los cobija no importa si son criminales y granujas!

¿Qué no es totalmente contradictorio que en un evento deportivo se venda cerveza y alcohol en los estadios? ¿Y que los principales patrocinadores de éstos espectáculos sean fabricantes de alcohol?, ¿No es el deporte el terreno donde se han de medir y comparar las habilidades del cuerpo humano y que eso es totalmente opuesto a la ingesta de alcohol?

Al patriarcado le valen cacahuate sus contradicciones, ¡el dinero, es el dinero! Y el sistema ha hecho del dinero un Dios, ¡Ni Dios es el dinero, ni el dinero es Dios!

Yo espero que pronto la humanidad, recupere el deporte como una actividad de goce y disfrute, para eso hay que quitarle el carácter de competencia, por cierto una estrategia del sistema que usa para palomear a unos y descalificar a otros, en suma para discriminar.

Que el deporte deje de ser negocio, ni apuestas, ni patrocinios, ni transmisiones, ni venta de boletos, ni venta de alcohol, ni venta de suvenires, ni compra venta de seres humanos, ni empresarios del deporte.

Que el deporte sólo signifique lo que le dio origen no sólo en la antigua Grecia, ¡MENTE SANA EN CUERPO SANO!

 

Botellalmar2017@gmail.com

COMPARTIR