El físico y escritor inglés Charles P. Snow publicó en 1959 un artículo titulado “Las dos Culturas y la Revolución científica” (REF 1). En dicho trabajo, Snow hace un análisis detallado sobre la diferente formación de hombres de letras y los investigadores de las denominadas  “ciencias duras”. Su artículo se adelantó en más de 35 años a la creación de la, así denominada, Econofísica, disciplina que usa el enfoque de la Física teórica para estudiar sistemas económicos.

Además, Snow también abordó el tema del potencial crecimiento económico de las naciones no industrializadas. Hoy en día, aún existen personas que consideran insalvable la brecha económica entre países ricos y pobres. En uno de los párrafos del citado trabajo dice: … juicios tan descabellados como: “…pero si les tomaría <a esas naciones> quinientos años ponerse a la altura de nosotros”, son, tanto suicidas como tecnológicamente analfabetos. Particularmente cuando  quien los dice es generalmente alguien, con quien el hombre de Neanderthal no tardaría ni cinco años en ponerse a la par.

En su artículo, C.P. Snow calcula cuántos  profesionales de distintas disciplinas y trabajando juntos por una transformación social, se requieren para detonar un crecimiento económico importante en una nación en desarrollo como la nuestra. Y continúa: “Alguien dijo, cuando estalló la primera bomba atómica, que el único secreto importante ahora estaba disponible: la cosa funciona. Después de eso, cualquier país determinado podría fabricar la bomba, dándole unos años. De la misma manera, el único secreto de la industrialización rusa y china es que lo han llevado a cabo. No hay forma de escapar de eso. Es técnicamente posible llevar a cabo la revolución científica en India, África, Sudeste Asiático y América Latina”…

En los años 60 del siglo XX y luego de una guerra devastadora, Corea del Sur inició un rápido crecimiento económico (REF2) que transformó una sociedad fundamentalmente agrícola en una de las naciones más industrializadas del mundo. La estrategia de crecimiento económico de Corea incluyó un apoyo importantísimo a la Ciencia y la Tecnología.

Podemos tener un rápido crecimiento económico si se toman las decisiones correctas. Muchos proyectos deberán tener alcances más allá de un sexenio. Recuerdo que el lema de mi escuela preparatoria dice: “Pensar como hombres de acción, actuar como hombres de razón”. Llegó el momento de comprometernos con grandes retos y responder a la altura de los mismos. No tenemos otra alternativa.

 

 

 

Twitter: @Cs8Soto

✉ carlos.soto.cs8@gmail.com

 

 

 

REF1:  http://s-f-walker.org.uk/pubsebooks/2cultures/Rede-lecture-2-cultures.pdf
REF2:  https://www.britannica.com/place/South-Korea/Settlement-patterns#ref34963

 

COMPARTIR