El sector empresarial respaldó la elección de Raúl Arroyo González como nuevo procurador General de Justicia del Estado de Hidalgo, que hizo este martes el Congreso del Estado. Cuenta Arroyo, consideran los empresarios, con el perfil y la experiencia necesarios para trabajar y abatir los índices de criminalidad e impunidad en el estado.

El sector empresarial reconoce la capacidad profesional, mezclada con experiencia Raúl Arroyo para este cargo”, afirmó el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Hidalgo (CCEH), Edgar Espínola Licona.

El empresario se dijo seguro de que “en la administración de justicia el Congreso del Estado no haber elegido mejor entre los distintos postulados”.

Cuestionado al respeto, el empresario consideró que uno de los retos principales que enfrentará Arroyo González en su desempeño al frente de la procuraduría será “tratar de bajar los índices de criminalidad, apoyando a esta fuerza conjunta que empezó a trabajar en el estado según lo anunciado por el gobernador”.

De acuerdo con la elección de los legisladores se dijo también el presidente de la Coparmex Hidalgo, Ricardo Rivera Barquín, al señalar que “sin duda el maestro Raül Arroyo cuenta con las credenciales necesarias para ocupar el cargo”.

Llegará eso sí, a enfrentar grandes retos. “Tendrá la gran responsabilidad de cambiarle la cara a la Procuraduría y a todo el personal de la misma. Deberán profesionalizar a su personal y lograr que la sociedad civil tenga confianza en la institución”.

Consideró que son estos dos temas aspectos muy sensibles e importantes en la impartición de justicia. “Lograr que nos acerquemos a esa institución con la confianza de que realmente están para apoyarnos y no para hacernos más difícil la situación por la que pasa mucha gente”.

De conseguir Arroyo González cambiar el rostro a la procuraduría, recuperar la confianza de los hidalguenses, “la gente acudirá a denunciar los delitos de que sea víctima, fomentar una cultura ciudadana de la denuncia”.