Nuestros amigos Liz Kintanar y David Castillo Aceves nos hablaron por teléfono y nos preguntaron: ¿quisieran recibir a dos jóvenes del programa “Student Diplomacy Corps” de Estados Unidos y de LAMAT, México?, sólo serán diez días.

Lo platicamos y decidimos que sí, por otras amigas sabíamos lo que implicaba, tienes que ser la mamá de las jóvenes durante ése lapso y comportarte como tal. Nosotras no tenemos hijxs así que,  pero, bueno, fuimos hijas, tenemos alguna idea.

Traté de recordar lo que hacía mi mamá, atendía a sus siete hijxs, todo el tiempo corriendo de un lado a otro, regateando en el mercado, haciendo maravillas para que alcanzara, yendo a pagar el teléfono, la luz, a las escuelas por nosotres, en fin no paraba.

Y así fue no paramos, la impresión que me daba es que apenas regresábamos de dejarlas en el sitio convenido, cuando ya teníamos que ir por ellas, apenas nos daba tiempo de preparar la comida o la cena, en ocasiones decidimos quedarnos cerca de dónde estaban para relajarnos y estar a tiempo.

¡Eso sí, que divertido fue tener a Glara Zandi y Natalia Landeros en casa! Reímos y reímos con sus ocurrencias y las nuestras, platicas profundas sobre la condición de las mujeres, conocimos de sus sueños y aspiraciones de juventud, en fin, una experiencia realmente grata.

Las veía cuando les preguntaban sobre sus padres pachuqueños y orgullosas contestaban “!we have two mommies!”, estuvimos con ellas en todas las actividades a las que pudimos asistir, compartir y estar alegres.

Fue realmente grato ser mamá por diez días, pero entiendo, no es lo mismo ser madre a tiempo completo los 365 días del año, todos los años. Me ronda continuamente en la cabeza la conferencia que éste año dio en la Universidad de Costa Rica, la feminista norteamericana Angela Davis y que vi por internet.

Ahí decía que cuando logremos que la cultura de los cuidados deje de estar totalmente  recargada sobre las mujeres, ése día podremos hablar de igualdad y equidad.

Los cuidados habrán de ser de interés de hombres y de mujeres por igual. Mire con todo esto que está pasando en España, usted sabe tienen ahora un gobierno socialista, yo diría de centro izquierda, están ocurriendo cosas muy interesantes.

Veía al líder del partido Podemos, Pablo Iglesias, señalar que tiene que ser una obligación para él como hombre, cuidar de sus hijxs, “yo no le ayudo a mi mujer, yo asumo la responsabilidad que me toca, ni siquiera me lo cuestiono”, pero claro el señor Iglesias fue criado por tres mujeres, su madre, su abuela y su tía.

En suma, que como dijo el Chicharito, “Imaginemos cosas chi…”, que los cuidados dejen de ser sólo la obligación de las mujeres, para que le entremos todos como sociedad.

Por último les comento lo que me platicó mi querida amiga Kika Fumero quién estuvo con otras mujeres dando una conferencia en Valencia, España, ahí Irantzú Varela dijo: “El día en que las mujeres inútiles, lleguen donde llegan hoy día los hombres inútiles, habremos conseguido la igualdad”.

Por su parte Kika señalo: “Además nosotras no queremos ser ministras, queremos ser presidentas de Gobierno”.

¡Ése es mi siguiente sueño para éste país llamado México!

 

✉ Botellalmar2017@gmail.com

COMPARTIR