La LXIII Legislatura local dio su aval para que se concretara la designación del procurador de Justicia del Estado de Hidalgo, cargo que recayó en Raúl Arroyo González, y la correspondiente al Fiscal Electoral, que desde el jueves anterior ocupa  Sergio Zúñiga  Hernández.

En el primer caso, el Jefe del Ejecutivo envió una propuesta con cinco nombres que,  además de Arroyo González, incluía a José Arturo Sosa Echeverría, Lidia Noguez Torres, Carlos Muñiz Rodríguez y Juan Alejandro García Godínez.

Finalmente con veintiún votos a favor, seis en contra de los legisladores simpatizantes de Morena, y cero abstenciones, Raúl Arroyo González fue designado por el pleno del Congreso del Estado como nuevo procurador general de justicia de la entidad, cargo en el que se desempeñará durante los siguientes cinco años.

La designación indica que de los cinco candidatos el mejor calificado fue Arroyo, ya que según el diputado presidente de la Comisión de Seguridad Ciudadana y Justicia, Horacio Trejo Badillo, luego de la entrevista al quinteto de  aspirantes y un estudio a fondo de los perfiles, se determinó que el mejor era Raúl Arroyo, por lo cual la propuesta se puso a consideración del pleno de la sexagésima tercera legislatura local.

Arroyo González es licenciado en derecho por la UAEH, se tituló en automático por promedio en 1982, además de que tiene como estudios complementarios en universidades como la Iberoamericana, la UNAM, en Salamanca en España y el Centro de Investigación y Dependencia Económica, además de participar en seminarios en España en el poder judicial, en Colombia, Guatemala, y Cádiz España.

Lo importante de dicho nombramiento fue una vez que Arroyo González asumió el cargo se comprometió a realizar una reingeniería en la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo, luego de aplicar un diagnóstico que identifique las fortalezas y debilidades de dicha dependencia: además de que hará énfasis en el respeto a los derechos humanos,

Después de que los diputados aprobaran la renuncia de José Arturo Sosa Echeverría como Fiscal Especializado en Delitos Electorales en el Estado de Hidalgo, quien solicitó su separación del cargo el pasado 12 de julio del año en curso y la misma fue aprobada en comisiones, además de informarse que también se recibieron las propuestas para encabezar la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales de la entidad.

La Comisión de Seguridad Ciudadana y Justicia tuvo a su cargo escuchar los planteamientos de la y los aspirantes al cargo, Gabriela Martínez, Adolfo Barrón, Luis Mendoza y Leonardo Pérez Calva, junto con el ya mencionado.

A diferencia de la elección del procurador de Justicia, que ocurrió en la primera sesión de esta semana, previo a la elección del fiscal electoral, legisladores de las diferentes bancadas expusieron en tribuna sus posicionamientos.

Los legisladores que hasta hace unos meses pertenecieron a los partidos Acción Nacional y Movimiento Ciudadano, y que antes del proceso electoral se sumaron a Morena, como Miguel Ángel de la Fuente, Humberto Cortez y Miguel García, consideraron en tribuna que el proceso fue apresurado y que la convocatoria para el caso no había sido pública.

La priista Leticia Cuatepotzo y Eliseo Molina, legisladores del PRI y Nueva Alianza, criticaron la postura de los morenistas al acusar que pese a que sabían de las entrevistas, jamás se presentaron en la comisión correspondiente para verificar el desarrollo del proceso selectivo.

Mientras que la legisladora Erika Saab y los diputados Luis Baños, así como Octavio de la Torre, asentaron que la convocatoria y el proceso cumplieron con los principios de máxima publicidad.

El nuevo titular de la fiscalía electoral de Hidalgo, que fungió como magistrado del Tribunal Estatal Electoral, entre otras responsabilidades públicas, durará en el cargo cinco años.

✉ Georginaobregon433@gmail.com

Twitter: @Georobregon

COMPARTIR