Por la manera en que se comportó el electorado en los pasados comicios para elegir al nuevo presidente de México, donde resultó favorecido el abanderado de Morena, al igual que en la elección de senadores, diputados federales y locales para el mismo partido, parece que no hay más remedio para los que se dedican a esta actividad que buscar las mejores opciones para seguir tanto en la política nacional como la estatal.

Esta vez parece que hay casos que no tienen solución, ya que algunos de los institutos políticos que confiaron más en sus candidatos que el trabajo político, se dieron cuenta que con la ciudadanía ya no se juega, y que sus determinaciones son mucho más fuertes y tajantes que las respuestas de las diferentes instancias y autoridades para dar solución a los problemas que les aqueja, y que al final, fue un factor determinante para dar el voto no solo de confianza sino ciudadano a nuevas ideas y corrientes políticas que de alguna manera generan alternativas de cambio que nadie sabe sí podrán lograrse.

Sin embargo, este cambio radical que se vive en el país y el estado con una votación mayoritariamente a favor de una sola corriente de políticos en algunos casos viejos conocidos y en otros por conocer, hace que al menos en su caso, la clase política en el caso de los partidos y los apasionados a esta actividad para que además de cambiar en muchos aspectos también piensen en otras actividades que les puedan redituar al menos los mismos dividendos.

Hay quienes a pesar de las evidencias, se empeñan en buscar culpables y descargar su molestia y enojo contra alguien, pero los politólogos del estado han comenzado a dar sus diferentes puntos de vista y señalar que solamente alguien con el ego y la soberbia más que elevados no se daba cuenta de lo que estaba por venir y que solamente cerraban los ojos ante lo evidente, además de que ahora descalificaban lo que en su momento antes apoyaban como una verdad absoluta en cuanto a las encuestas las cuales incluso se asegura que se quedaron cortas.

Sin embargo, hay políticos de diferentes clases que no se quedan quietos y que a pesar de lo sucedido, saben que tienen que trabajar desde estos momentos y nadie duda que ya lo hagan para poder salir adelante, en primer lugar intentar que sus partidos no pierdan el registro, pero principalmente las prerrogativas para  poder seguir adelante y tratar de que en el mediano o mucho muy largo plazo puedan estar nuevamente en las posiciones que esta vez perdieron.

Además, hay mal pensados que aseguran que entre ellos hay quienes gustan de hacer trampas para ser los primeros, y que además de estar en busca no de recuperarse, trabajan en poner todo tipo de obstáculos a las nuevas autoridades en sus diferentes niveles para poder acusar y señalar deficiencias e incumplimiento de promesas, al saber que esto es algo que pueden aprovechar para comenzar a ser aceptados por la población a la que muy difícilmente van a poder engañar.

Pero no solamente según estos mal pensados, estos políticos que buscan desestabilizar a una autoridad, saben que deben ser cautos y prudentes para que llegado el momento ya tengan las bases suficientes como para poder dar la cara y decir que ellos tenían razón como ya comienza a darse con las diferentes declaraciones de algunos de los que serán los gobernantes de la nación por los seis y tres años siguientes, lo que habla de que tienen el tiempo suficiente para pensar mejor las cosas, eso en caso de que realmente quieran el bien del país.

COMPARTIR