Estudiantes de las universidades Politécnica de Tulancingo y Tecnológica de Tulancingo, apoyadas por la Presidencia Municipal, participan en el Hackathon Tulancingo 2018, en la UPT, que tiene por objetivo  mejorar sus habilidades de programación computarizada y trabajo colaborativo, así como encontrar soluciones a diversas problemáticas en la región.

Sobre este evento, el rector de la UPT, Arturo Gil Borja, explicó que con el mismo se busca impulsar la ciencia, innovación y tecnología, y que los jóvenes que cursan carreras afines, como Ciencias Computacionales y del área de Negocios, puedan enfrentar los retos que se dan en la industria y exponer necesidades de software actuales.

Durante tres días 25 estudiantes de la UPT y 25 de la UTec permanecerán n las instalaciones de a primera para participar en pláticas y conferencias altamente especializadas, como las de “Bot’s e IA, una tecnología real”, “He de  ser Empresario: Diviértete haciendo Historia”; “Tópicos mercadológicos como estrategias de ventas para la comercialización de software nacional e internacional”, entre otras.

Tendrán también actividades en equipos de trabajo, los que en grupos de 10 jóvenes analizarán los casos a presentarse y desarrollarán una lluvia de ideas para llevar a cabo proyectos que muestre el contexto real de las necesidades del mundo laboral, basados en el área de las tecnologías de información.

El evento se realiza en coordinación con la Presidencia Municipal de Tulancingo, la que aportará premios, que serán dados a conocer el 10 de agosto en el pabellón digital de las instalaciones de la Expo Feria Tulancingo 2018.

También patrocinan el evento Microsoft y las panificadores El Buen Gusto y El Ángel, mismas que en coordinación con la UPT proporcionarán desayunos, comidas y cenas a los participantes.

Por su parte el rector de la UTec, Julio Márquez Rodríguez ,agradeció la anfitrionía del Rector de la UPT. Un trabajo coordinado que les permite poner en marcha un evento de este alcance, y aprovechar el enorme potencial de los jóvenes;  “desarrollando este tipo de trabajos y juntos poder ofrecer mejores soluciones a nuestra comunidad”.

Finalmente Gil Borja enfatizó que esto no es una competencia entre casas de estudios sino una experiencia que trae grandes aportaciones al tener profesionales más preparados, ya que con estas actividades aprenderán y reforzarán los conocimientos adquiridos en la disciplina de la programación de computadoras y  a mejorar sus habilidades individuales.

Con ello, expuso, se facilitará la inclusión en el mundo laboral, al demostrar que se posee experiencia en el manejo de ciertos lenguajes y plataformas de programación.