El mismo día que Andrés López Obrador recibió la constancia que lo acredita como presidente electo, se anunció la puesta en libertad de Elba Esther Gordillo Morales, detenida cinco años atrás y absuelta en definitiva de los por los cargos que se le fi ncaron por delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

La madrugada del 8 de agosto, en un mensaje a medios, el defensor de la lideresa gremial, Marco Antonio del Toro Carazo, reportó que el primer Tribunal Unitario en materia penal le dio a conocer la resolución judicial con la cual se puso fi n a todas las causas penales en contra de su cliente, en prisión desde 2013.

Gordillo Morales fue acusada de desviar más de mil 900 millones de pesos del SNTE, cometer operaciones con recursos de procedencia ilícita y utilizar un esquema similar al de los grupos delictivos para ocultar el origen y destino del dinero. Además, también enfrentó acusaciones por los delitos de defraudación fiscal, de las que fue absuelta en mayo de 2017.

La investigación de la Procuraduría General de la República aseguraba que la maestra, a través de otras personas, triangulaba los recursos del Sindicato para cubrir gatos personales de Gordillo Morales como tarjetas de crédito, cirugías, cuentas de tiendas departamentales y alquilar de aviones.

Entre otras cosas, se habrían realizado 22 transferencias por un monte de 27 millones de pesos, aproximadamente, para cubrir compras en una tienda departamental en Estados Unidos. Además, esos recursos del SNTE, según la PGR, también se utilizaron para realizar pagos a Ademex S.A de C.V, compañía de aeronaves ejecutivas, por un total de 34 millones 540 mil pesos, así como cuatro transferencias por un monto de 17 mil dólares a hospitales de California y a clínicas de cirugías estética.

Según su abogado, Gordillo Morales reaparecerá el próximo 20 de agosto en una conferencia de prensa que ofrecerá a los medios de comunicación y que llama mucho la atención porque especialistas, comunicadores y analistas políticos.

Desde un inicio las razones de la detención se atribuyeron a que ex dirigente del Sindicato Nacional de trabajadores de la Educación (SENTE) se había enfrentado al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto a raíz de su oposición a la Reforma educativa que promovió la actual administración federal.

Ahora que la llamada presidenta vitalicia del SNTE está en libertad y que supuestamente ofrecerá una conferencia de prensa el próximo 20 de agosto, día en que iniciará el ciclo escolar lectivo 2018-2019, comunicadores y analistas manejan diferentes hipótesis respecto a la postura que podría asumir la maestra después de haber permanecido un lustro en reclusión.

Las presunciones van desde que podría arremeter legalmente contra la figura presidencial que todavía ostenta Enrique Peña Nieto y todos los servidores que tuvieron alguna relación con el caso. Otras versiones apuntan a que podría demandar una indemnización millonaria a manera de disculpa por haberla tenido recluida sin poderle comprobar de lo que se le acusaba.

Algunas voces aseguran que intentará recuperar los bienes y recursos financieros que se le aseguraron y que apoyará al nuevo gobierno en las negociaciones relativas al tema de la reforma Educativa. Pues lo que resta es esperar a que dentro de una semana la ex dirigente se presente en la conferencia de prensa para conocer cuál será su postura ahora que recuperó la libertad.

 

✉️ georginaobregon433@gmail.com

Twitter: @Georobregon

COMPARTIR