Después de la derrota que sufrieron los partidos políticos a manos de Morena, pero especialmente el PRI por no haber retenido la presidencia de la República, de manera abierta, sugerida o simplemente esbozada en charlas de café, las dirigencias de distintos colores e ideologías han pensado en refundarse para mantenerse vigentes en el espectro político nacional, con todo lo que ello implica.

Sin ir más lejos, la semana pasada el presidente Enrique Peñas Nieto comentó en entrevista con la periodista Rosa Elvira Vargas, de La Jornada, “que el partido (PRI) tiene un ‘estigma’’ ante la sociedad, de desgaste y de reproche. Y recomienda a ese instituto un cambio ‘de nombre y de esencia… si conserva los apellidos, entonces no funciona’’’.

El PRI  mantuvo el poder político en México entre 1929 y 1989, cuando perdió por primera vez una gubernatura, la del estado de Baja Californiaante el candidato panista Ernesto Ruffo Appel.; posteriormente perdió la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados en 1997 y la de Senadores en 2000,  año en el que también el PAN se hizo de la presidencia de la República.

El Partido de la Revolución Democrática  fue fundado el 5 de mayo de 1989, con una ideología política de izquierda. En las elecciones presidenciales de 2006 y 2012 encabezó coaliciones que lo colocaron como la segunda fuerza electoral.

Ahora el PRD se encuentra en su peor momento y sus dirigentes, nacionales y de los estados buscan salidas a la situación que priva en el partido del sol azteca, donde se padece la pérdida de preferencia electoral, sino de ideología, según especialistas.

 En 1939 el Partido Acción Nacional fue fundado por Manuel Gómez Morín junto con Efraín González LunaAquiles ElorduyLuis Calderón Vega, Francisco Fernández Cueto, Alejandro Ruiz Villaloz, Rafael Preciado entre otros, como una institución política que se alejaba del caudillismo y buscaba la institucionalidad de la democracia, logró su primera diputación en 1946, y su primer municipio, QuirogaMichoacán, en 1947. En Los años 2000 y 2006 ganó la presidencia de la República, con Vicente Fox y Felipe Calderón-

En tanto, la llegada de Ricardo Anaya al Partido Acción Nacional (PAN) generó una crisis política y de principios al interior del organismo político, que ahora padece una crisis que amenaza con profundizarse y sumir al partido en un agujero de donde le será muy difícil salir.

Estos tres partidos políticos tienen ahora la posibilidad de refundarse y salir de la situación en la que se encuentran aprovechando el hecho de que en el congreso de la Unión operarán como oposición y esa postura no privilegiada les permitirá establecer consensos internos y parlamentarios, que les posibiliten superar los problemas por los que atraviesan y voltear a ver a su militancia con una propuesta realista y cercana a sus necesidades y contraria a la corrupción.

✉️ Georginaobregon433@gmail.com

Twitter: @Georobregon

COMPARTIR