El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, promoverá que la venta y uso de facturas apócrifas sea tipificado como delito grave, alertó la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon).

Falsas facturas expedidas por “empresas fantasma”, que amparan operaciones fiscales inexistentes, las que llegan a alcanzar en el año un monto calculado en dos billones de pesos, 70 por ciento de la recaudación estimada para el año en curso.

De tipificarse como delito grave, quienes vendan o compren dichas facturas podrán ser penalizados con cárcel y sin derecho a fianza, más allá de las sanciones económicas que apliquen las autoridades fiscales.

La Prodecón difundió un comunicado oficial en el que informó que en su experiencia, las empresas que participan en este tipo de esquemas son mayormente “prestadoras de servicios”; es decir, no comercializan bienes, pues éstos son fácilmente rastreables, sino que aprovechan lo intangible de los servicios como ventaja para llevar a cabo la simulación de operaciones para efectos fiscales.

Ante esta situación, la Prodecon ha propuesto que se aplique una retención de las dos terceras partes del IVA que se cause en toda prestación de servicios que se lleve a cabo en el país, con independencia de que se presten por personas físicas o morales.

Esta medida de control recae en quien paga el servicio y lo obligaría a pagar la retención mensualmente; a su vez, esta retención impactaría directamente en la forma en que operan las empresas que facturan operaciones simuladas, comúnmente conocida como “esquemas de carrusel”, desalentando de manera eficaz esta actividad ilícita.

Prodecon señala que esta medida coexistiría con las “listas negras” publicadas por el SAT, y complementaría la propuesta anunciada pr López Obradoor.

Los textos de la propuesta legal serán difundidos en breve en la página oficial de esta procuraduría, la que convocará a una consulta abierta sobre el tema, para posteriormente presentar la misma ante la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados.