Los constructores en el estado “estamos seguros que Hidalgo seguirá creciendo a pasos agigantados y somos testigos de los enormes esfuerzos que hace en materia de educación, seguridad, salud y obra pública”, aseguró el presidente de la CMIC en la entidad, Carlos Henkel Escorza, quien pidió que el porcentaje del PIB destinado a obra pública pase del 1 por ciento actual, a 2.5 puntos porcentuales, por lo menos, equiparándose al promedio nacional.

A unos días del Segundo Informe de Labores de Omar Fayad Meneses, el representante de los constructores felicitó al gobernante y a su equipo de trabajo “y le reafirmamos nuestro compromiso como constructores organizados en el estado de apoyar, respaldar y fortalecer sus programas”.

Cuestionado sobre el desempeño gubernamental en estos dos años, Henkel Escorza aceptó que las cifras de inversiones por 33 mil millones de pesos “son impresionantes y resultado de un gran trabajo de todo el gabinete”.

Inversiones que han llegado a la entidad, consideró, “por los grandes esfuerzos que se hacen hace para que el estado crezca y se tenga una importante tendencia a la alza en cuanto a la calidad de vida de cada ciudadano del estado”.

Es cierto, afirmó, quedan asignaturas por cubrir y mucho trabajo por realizar en los cuatro años venideros, “pero estamos ciertos se irá logrando al paso del tiempo, pues los ofrecidos en estos dos años son resultados sobresalientes”.

Que se invierta más en obra pública

El constructor consideró sin embargo que quedan pendientes que atender, algunos de ellos relacionados con la industria que representa.

Solicitamos al gobernador Omar Faad que no se olvide de los inversionistas locales que somos todos nosotros, que día a día arriesgamos nuestros capitales y generamos también miles de empleos en nuestras obras de infraestructura”.

Constructores hidalguenses, dijo, que “queremos más trabajo para empresas afiliadas a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) Hidalgo, pues en estos dos años de su administración contamos con el 50 por ciento de las asignaciones de obras, pero tenemos la capacidad realizar el total de la misma”.

La industria de la construcción requiere además que estas grandes empresas que invertirán en el Estado más de cuatro mil millones de pesos “nos contraten como sus constructoras,  ya que al día de hoy de las demás inversiones llegadas a Hidalgo en su administración prácticamente no hemos logrado contratos de obra privada”.

De la industria de la construcción, recordó, dependen y requieren ser reactivadas 170 ramas productivas y para ello se requiere destinar por lo menos el 5 por ciento del PIB estatal al sector.

Se necesita además que se revisen los planes estatales y municipales de desarrollo urbano, para que estos nuevos asentamientos ayuden más que perjudicar el entorno urbano, ambiental y social.

Que nos apoye el gobierno que está apostando a la innovación tecnológica para el equipamiento de nuestro nuevo edificio del Instituto Tecnológico de la Construcción que edificamos en la Ciudad del Conocimiento, para convertirnos en los primeros generadores de un centro de maquila regional de proyectos en el programa BIM”.

Necesitan además los constructores que “se destinen recursos para un banco de proyectos prioritarios en materia de infraestructura”.