Previo a la celebración del mes más mexicano, septiembre, resulta ser que el jitomate, la cebolla, el limón y el chile dispararon el índice inflacionario en el mes de agosto, alcanzando ésta 4.90 por ciento. En contraste, en el octavo mes, los viajes aéreos y servicios turísticos en paquete registraron las tarifas más bajas en lo que va del año.

Difundió el Inegi los resultados del Índice Nacional de Precios al Consumidor en el mes de agosto, en el que destacan los incrementos a los productos perecederos de gran consumo, como la cebolla, cuyo precio se alzó de julio a agosto en 42.50 por ciento; el limón, en 24.5 por ciento; el jitomate, 20.78, y el chile, en 16.1 por ciento

Otros productos cuyo precio se incrementó en agosto fueron la gasolina Magna, en 2.73 por ciento; las colegiaturas de preparatoria, en 2.42; la gasolina Premium, en 2.25;  las colegiaturas de universidades, en 2.12; el gas doméstico LP, en 0.86 por ciento, y el costo de los servicios de vivienda propia, en 0.16 por ciento.

En agosto, y pese al alza en los precios de la turbosina, los viajeros pudieron hacer uso del transporte aéreo pagando 21.81 por ciento menos por sus boletos. Aunado a esto, los servicios turísticos contratados en paquete también redujeron su precio de julio a agosto, en 9.24 por ciento.

Pero en agosto otros productos perecederos también bajaron de precio, como fue el caso del tomate verde, cuyo precio cayó 15.71 por ciento; las uvas, en 11.25; la calabacita, en 4.53; el plátano, en 3.66;  el pollo, en 2.73; el frijol, en 1.56, y el azúcar, en 0.92 por ciento.

Son sin embargo los energéticos los que con sus alzas frecuentes están disparando la inflación en el país.

El aumento de precio de los hidrocarburos tuvo un impacto importante en el transporte público y privado y en complementos automotrices, rubro en el que los precios aumentaron 10.57 por ciento.

Con ello el Índice Nacional de Precios al Consumidor hiló tres meses consecutivos con una tendencia inflacionaria creciente, originando que mientras en enero del presente año la inflación fue de 3.76 por ciento, en agosto ésta alcanzó 22.31 por ciento, el nivel más alto registrado desde junio del 2017.