El exgobernador Rafael Moreno Valle ha metido el acelerador en las últimas semanas.

Lo ha hecho no sólo en tierra ni en aire, con la promoción de su libro, sino en el cabildeo político.

La reacción y deslinde bastante tardíos de Porrúa no podían ser idea original ni espontánea de ninguna manera, sobre todo porque vino tres meses después del lanzamiento del texto.

¿A poco Porrúa no se había dado cuenta de que podía haber cierta confusión entre el uso de su marca y el apellido de Miguel Ángel?

Claro que no. Fue la crítica tardía porque fue armada, impulsada desde los opositores de Moreno Valle.

Esto viene a cuento porque fuentes bien informadas me cuentan que si bien es cierto que Margarita Zavala mantiene la simpatía mayoritaria en las encuestas, comparte con Moreno Valle el control de la mitad de los consejeros nacionales.

Es decir, todo parce indicar que después del cabildeo que ha realizado el gobernador en todo el país, ha conseguido tener más adeptos al interior del PAN.

De esta manera, el exgobernador poblano crece en sus oportunidades por ganar la candidatura presidencial.

Ahora bien, en caso de que el método de selección de candidato presidencial sea por encuesta, Moreno Valle sabe que tiene la capacidad de operación suficiente para hacerse de la candidatura.

El método daría casi la certeza de quién entonces será el candidato presidencial por el blanquiazul.

Esta decisión se tomará antes de que concluya septiembre, debido al inicio del proceso electoral.

Para el PAN es muy relevante resolver la definición de su alianza con el PRD, debido a que la elección en el Estado de México demostró que estos dos partidos no pueden ir solos a los comicios del 2018, pues así no podrán ganar nada.

Pero si van unidos, al menos PAN y PRD, y tal vez alguna otra fuerza política, tendrán muy cercana la posibilidad de triunfo. Y está claro también que el PRD sólo irá en alianza con el PAN si el candidato es RMV.

El PRI, claro, sabe esto, y está haciendo hasta lo imposible por darle oxígeno a Miguel Ángel Mancera, con tal de impedir que el PRD se vaya a aliar con Morena.

Después de la declaración marciana de Andrés Manuel López Obrador, al PRI le conviene un montón que Morena vaya sin el PRD.

Claro que mejor sería que el PRD fuera con otro partido de izquierda que reste votos a Morena y favorezca una elección de tres tercios, en la que por increíble que parezca, el PRI tenga alguna oportunidad.

Si esto fuera así, y Moreno Valle consiguiera la nominación presidencial, está claro que se acaba la idea de que Martha Erika Alonso –quien es la panista mejor posicionada en el estado- sea postulada en Puebla.

Se iría en ese caso, por supuesto, a apoyar la campaña de su esposo.

Cualquier escenario en ese sentido es posible, debido a que Moreno Valle cuenta con amarres políticos en el PAN, en el PRD, en Nueva Alianza y en el propio PRI.

Ahora bien, Moreno Valle aparecerá en la boleta electoral de cualquier manera, pues si acaso no fuera presidencial, sin duda alguna alcanzaría una postulación mínimo a senador.

La lucha en el PAN no es por quién tiene más seguidores o simpatías, sino quién tiene capacidad de pelear de tú a tú a Andrés Manuel. Y está claro en ese sentido, que Margarita luce bastante más débil, y Ricardo Anaya carece de experiencia en la administración pública.

El futuro de Martha Erika, quien resultó más inteligente y hábil que los panistas de viejo cuño, depende claramente de que su esposo se haga de la postulación panista.

Al definirse esto, entonces, hacia septiembre, el panismo poblano se volcará hacia los cinco principales personajes: los candidatos a gobernador, a alcalde, al senado, a la coordinación de los diputados federales, y el mismo cargo al congreso local.

Ya falta poco pero mientras tanto, hay que ir leyendo las señales que envía diariamente el gobernador Tony Gali, quien de manera clara está disfrutando el ejercicio del poder y avanza con paso firme en dar los resultados esperados.

Éste es el mejor momento del gobernador Gali, quien se ha “empoderado” con el firme frente contra la delincuencia, el cumplimiento de sus compromisos y su estilo abierto, plural e incluyente de gobernar.

En poco tiempo les daré más detalles de cómo se va cocinando la sucesión federal que en cascada determinará la poblana.

Gracias y hasta el lunes. Mientras nos encontramos en Twitter en @erickbecerra1

 

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre