Para todo artista siempre es una emoción pisar un escenario nuevo, por ello Elisa Carrillo y sus amigos, todos primeros bailarines de los ballets de mayor prestigio del mundo, se van felices de México tras cuatro presentaciones que concluirían en Puebla durante la noche del viernes en el Auditorio Metropolitano de esta entidad.

El espectáculo denominado “Elisa Carrillo y Amigos” se conforma por Elisa Carrillo, de México; Evgenia Obraztsova, Semyon Chudin, Maria Shirinka, Vladimir Shklarov y Mikhail Kaniskin de Rusia; Ashley Bouder y Joseph Gatti, de Estados Unidos; Kateryna Kukhar y Alexander Stoianov, de Ucrania; Rafaelle Queiroz, de Brasil; Zhi Le Xu, de China y Michel Banzhaf, de Alemania.

Todos ellos parte de compañías como el Bolshoi Ballet, Staatsballet Berlín, New York City Ballet, Staatsballet Ucrania, Munich Ballet, Mariinsky Ballet y Karlsruhe Ballet.

En una rueda de prensa previa a la presentación de la noche, Elisa acompañada de su esposo, Mikhail, destacó que para todos los bailarines es un orgullo estar en México, porque el público los recibe de tal manera, que al ir a su lugar de origen comentan lo bueno que es estar en un escenario aquí y desean regresar con una nueva producción.

Mikhail aseguró que no muchos políticos en el mundo apoyan el arte, por ello ahora que en muchos lugares se vive una situación social difícil, es más importante que nunca encontrar un escaparate con este tipo de expresiones artísticas.

Elisa agregó que la danza ahora tiene muchos colores, es danza clásica o contemporánea. Con la danza ahora no sólo se puede ejecutar una bella historia como “El Lago de los cisnes”. También se pueden proyectar situaciones actuales y por medio de este arte, se puede lograr hacer conciencia.

Elisa Carrillo y sus amigos tuvieron un ensayo técnico frente a estudiantes de diferentes escuelas de ballet de Puebla, empezando por La B, que pertenece al Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla (Imacp), y de la que además es madrina.

A estos aspirantes a bailarines, Elisa les dijo que la danza es muy difícil, que no todos la pueden llegar a hacer de manera profesional, sin embargo, aseguró, es una disciplina que tiene la virtud de que todos se pueden acercar a ella en diferentes niveles y en la que si se trabaja duro y se es persistente, se puede llegar lejos.

Carrillo tiene al lado de su esposo la Fundación Elisa Carrillo Cabrera A.C. México, una organización en la que cada año tratan de apoyar a niños y jóvenes talentos en todo lo que se pueda, con los fondos que logran recaudar. Este año por ejemplo han apoyado a algunos con cursos de danza, pero también a gente que hace fotografía y video.

Concluyó que desde 2015 sostienen un convenio con el Imacp y que gracias al apoyo recibido por el instituto, el municipio y el estado, es que este espectáculo fue posible.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre