El aspirante a la dirigencia municipal del PRI en la capital, Javier Casique Zárate afirmó que ante la paralización que hay entre los grupos priistas por apoderarse de este cargo, él está dispuesto a sumarse a quien sea elegido para mantener la unidad al interior del tricolor.

En entrevista, sentenció que él sigue en la lucha por el nuevo dirigente, sin embargo subrayó que su interés está más enfocado a lograr la unidad del partido, por lo que aseguró que si otra persona de los que han levantado la mano para relevar a José Chedraui Budib en el Comité Directivo Municipal de Puebla, es elegida, se sumará a ella, pero dependerá de quien sea.

Abundó que su declinación sería a favor de quien tome con “mucha seriedad” la responsabilidad del trabajo que habrá que hacer en el municipio para recuperar la gubernatura y la ciudad.

“La lealtad y disciplina es la base para que se elija al siguiente líder de los priistas en la capital, de estoy convencido por lo que el resto de mis compañeros deberán de priorizar la unidad”, subrayó.

Casique Zárate, resaltó que con la llegada del delegado del CEN, José Olvera Acevedo el relevo de la dirigencia se hará con transparencia y unidad, pues lo más importante es concretar propuestas, que permitan darle continuidad a los proyectos de la dirigencia pero sobre todo seriedad a la elección.

“Decidimos hacer una tregua política entre los que hoy somos aspirantes, reconociendo siempre la institucionalidad (…) los tiempos son políticos y hay tiempos electorales, yo espero que podamos de manera muy rápida llegar a un acuerdo”, agregó.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre