Desde el inicio de su administración, el gobernador Tony Gali tenía claro que el principal problema que iba a enfrentar era el de la delincuencia, y en este ámbito, el robo de combustible.

Así fue como definió su estrategia de seguridad basada en tres ejes:

  1. Establecer coordinación con el gobierno de la República, para que con base en ese acuerdo bajaran las directrices a las instancias adecuadas.
  2. Este primer punto llevó a otro que fue concretando los acuerdos tomados en la cúpula con el presidente Enrique Peña Nieto y con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Fue así como se concatenó una estrategia con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Secretaría de Marina Armada de México (Semar), la Policía Federal, Petróleos Mexicanos y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Una vez cerradas estas pinzas, utilizó habilidades de personajes como Diódoro Carrasco para cerrar acuerdos estratégicos tomados con base en información de Inteligencia política.

Ayudado por Jesús Morales se diseñó la táctica porque la verdad es que ninguno de los bandos tenía la certeza de que el otro actuaría con apego de los objetivos.

Tony Gali y su gabinete de Seguridad se ganaron la confianza de las fuerzas federales y de esa manera ha podido avanzar el combate al robo de combustible de una forma contundente.

Ciertamente, el presidente de la Comisión de Seguridad del congreso del estado, Mario Rincón, ha abonado a la causa su experiencia e información de la zona que representa electoralmente, además de la estrategia integral aportada por el alcalde Luis Banck en la capital del estado.

  1. Otro elemento ha sido la búsqueda de restablecer el tejido social mediante acciones de diversas dependencias que buscan inhibir la participación de la sociedad abierta en las prácticas ilegales del robo de combustible.

Derivado de esta estrategia es que puede estar tan nutrida la mesa de seguridad que encabeza el gobernador y en la que están sentadas todas las fuerzas que comenté.

Isabel Allende, delegada de la Segob federal en Puebla, y otros delegados han estrechado comunicación con el gobierno del estado en este propósito.

Muestra de todo lo que le comparto es la relación que ayer dejó ver el gobernador Gali con el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda; el Secretario de Marina, Vidal Soberón Sanz, el comandante de la Sexta Región Militar, Juan Manuel Rico Gámez, y los delegados federales, en la inauguración de la exposición “Fuerzas Armadas, pasión por servir a México”, en el Centro Expositor.

Destaco la defensa que hizo el gobernador sobre el quehacer de las fuerzas federales y el anuncio de que el congreso del estado pedirá al congreso federal acelerar la aprobación de la ley de Seguridad Interior.

El propósito de este nuevo ordenamiento legal es dotar de certeza jurídica a la Sedena y la Marina para combatir la delincuencia.

Ayer a la inauguración acudieron el presidente del congreso del estado, Jorge Aguilar Chedraui; el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Roberto Flores Toledano, así como líderes empresariales y educativos.

Esperemos que esta esta inédita unión se traduzca en el freno al grave y prolongado delito del robo de combustible.

Gracias y nos leemos el lunes.

Mientras, nos encontramos en Twitter y Periscope en @erickbecerra1

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre