Bien hizo el gobernador del estado Tony Gali en impulsar y crear la Coordinación de protección a defensores de derechos humanos y periodistas para Puebla.

Una dependencia, hay que subrayarlo, que ya le hacía falta a los ciudadanos.

Un organismo, por cierto, que permitirá garantizar los derechos de todos los ciudadanos, particularmente de aquellos que se dedican a velar y a defender los intereses de los demás.

Sobre todo de los activistas sociales que trabajan por la comunidad sólo por hacer justicia, en la mayoría de los casos.

Y aunque suene trillado, en Puebla ya urgía una defensoría de este tipo.

Sobre todo ahora que el estado vive un ambiente tan convulsionado por la inseguridad y por los efectos que el fenómeno deja cuando se agudiza.

Ahora el reto será hacer de aquella coordinación un ente con un perfil más ciudadano.

Una coordinación verdaderamente funcional y que no sólo sea de ornato.

Sobre todo porque un organismo de este tipo requiere de un manejo especial, impecablemente transparente.

Me parece incluso que si se quiere reforzar y legitimar la credibilidad de una comisión encargada de velar por los derechos ciudadanos y de los periodistas poblanos, es necesario que se integre a algunos comunicadores.

Y también se pueden agregar a líderes sociales, empresariales, a personajes con calidad moral y una pulcra integridad de distintos sectores, a fin de dotar de mayor legitimidad y credibilidad la citada coordinación.

Me parece muy atinada la intención del gobernador poblano, quien ha dado muestras de respeto, tolerancia, educación y amabilidad para con los activistas, líderes sociales y periodistas poblanos.

Cosa que sus antecesores nunca expusieron ni manifestaron.

Afortunadamente Puebla hoy es otra, es otro su gobierno y otro su trato al ciudadano.

La represión social es cosa del pasado.

Se acabaron los presos políticos, y los que aún permanecen en las cárceles poblanas injustamente deberían ya ser liberados.

Todo esto contribuye a un mejor ambiente, a la recomposición social y a la relación autoridad-ciudadano.

Ojalá que la Coordinación de protección a defensores de derechos humanos y periodistas en Puebla opere, sirva y sea eficaz.

La represión, insisto, ya debe ser cosa del pasado.

Y bien vale pena mencionar los 10 objetivos primordiales del “Programa Estatal de Derechos Humanos de Puebla” que presentaron ayer el gobernador Tony Gali, la Presidenta del Patronato del Sistema Estatal DIF, Dinorah López de Gali, y el Subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación Federal, Roberto Campa Cifrián.

Acciones que, de acuerdo a los objetivos del proyecto, tienen como objetivo primordial impulsar una política que oriente las acciones de gobierno y privilegie las garantías individuales de los ciudadanos.

  1. La armonización de la normatividad interna con los estándares nacionales e internacionales del respeto, protección y defensa de los Derechos Humanos
  2. La creación de mecanismos que garanticen la libre manifestación de las ideas de defensores y periodistas.
  3. El fortalecimiento de los esquemas de reconocimiento de las víctimas del delito para su atención oportuna e integral.
  4. El impulso del desarrollo de personas mayores para lograr su integración en los ámbitos social, económico y cultural.
  5. La erradicación de actos discriminatorios que atenten contra los derechos de las mujeres y la comunidad LGBTTTI.
  6. El garantizar la dignidad de los pueblos indígenas mediante la conservación de sus costumbres y cultura así como de los migrantes.
  7. Salvaguardar la integridad de las personas que cuenten con alguna discapacidad, impulsando una sociedad equitativa e incluyente.
  8. El mejoramiento de la infraestructura y operación de los centros penitenciarios de Puebla, incluyendo el Centro de Internamiento Especializado para Adolescentes.
  9. La difusión de la cultura de los Derechos Humanos en la sociedad.
  10. El refuerzo de la confianza ciudadana en las instituciones públicas.

El objetivo no es otro que hacer de Puebla un estado en el que se respeten los derechos ciudadanos y la libertad de expresión.

Ojalá que así sea.

posdatasintesis@yahoo.com.mx

poncharelazo@yahoo.com.mx

En twitter: @poncharelazo

 

 

COMPARTIR

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre