Basta observar los vídeos y las fotografías de la inauguración de la Arena BUAP para entender cinco momentos muy claros:

  1. La inminente reelección del rector Alfonso Esparza Ortiz.
  2. Su fortaleza como aspirante al cargo que hoy desempeña por un segundo periodo.
  3. La entrega que tiene la comunidad universitaria hacia su persona.
  4. El trabajo de Esparza reflejado en el ánimo de los universitarios.
  5. La amistad, camaradería y buen trato que mantiene con el gobernador Tony Gali.

Porque analizando las imágenes, las palabras y los gestos que el mandatario poblano tuvo ayer con Alfonso Esparza está claro que el rector se mantendrá en el cargo sin problema alguno.

Lo dije desde hace ya meses atrás y lo sostengo, “la reelección de Esparza ya sólo es cosa de trámite”.

Y razones para afirmarlo son muchas.

La más importante, sin duda, es que el rector ha privilegiado los intereses de la comunidad universitaria de la BUAP, sin excepción, muy por encima de los personales.

Porque el trabajo del rector se ve y se siente.

Por algo desde el inicio de su gestión como gobernador de la universidad pública más importante del estado siempre sostuvo que antes que nada, incluso que su propio cargo, está la BUAP y todos sus estudiantes, académicos y trabajadores.

Precisamente por eso el rector está al margen de toda grilla, de cualquier partido u organización política.

Está claro que Alfonso Esparza goza de cabal salud como rector de la BUAP y su reelección está a la vuelta de la esquina.

Ayer, estudiantes, académicos y trabajadores se sumaron en una sola voz y le pidieron que se reelija.

La Arena BUAP se desbordó en torno a la figura de Esparza y del gobernador Tony Gali, quien le levantó la mano al rector para mostrarle su respaldo y su evidente fortaleza como un líder universitario.

Tony Gali sabe ser buen aliado, es magnánimo,  y así se lo mostró a Esparza.

Así que ni las grillas internas, esas que tratan de desestabilizar el buen paso del rector y el desarrollo y crecimiento de la máxima casa de estudios poblana, ni mucho menos las externas, van a detener el proyecto impulsado por Alfonso Esparza.

Son válidas las expresiones generadas al interior de la BUAP como la de Paulino Ernesto Arellanes Jiménez, académico de la institución.

Esas voces incluso muestran la apertura, democracia y sensibilidad que existe por parte de la administración que encabeza el rector, incluso legitiman sus aspiraciones.

Sin embargo, no se valen las descalificaciones, las acusaciones falsas y las injurias.

El doctor en relaciones internacionales debería ocupar sus habilidades y su inteligencia para construir y no para destruir; para mejorar el ambiente de cordialidad, paz y tranquilidad que se vive hoy en la BUAP.

Es evidente que Alfonso Esparza por ser rector está en las primeras planas de los diarios, a la vista de la opinión pública y de la comunidad universitaria.

Las normas que rigen la BUAP son muy claras y no se lo impiden.

El rector de la BUAP está en su papel y en su derecho, faltaba más.

Ya sólo falta que protesten la asistencia del rector a los partidos del Club Lobos de la BUAP, a la inauguración de la Arena, de los nuevos espacios educativos.

Los tiempos en la universidad hoy son otros y hay que entenderlos.

La construcción y continuación de un proyecto para consolidar la calidad educativa que se imparte en la universidad es de suma importancia.

Ojalá que no se contamine a la BUAP con grillas tontas, inconformidades e intereses personales.

La BUAP, como lo ha dicho Alfonso Esparza, debe estar por encima de cualquier interés individual.

La educación superior, la formación profesional y el desarrollo de sus estudiantes son lo más importante.

Cualquier aspirante que intente ensuciar el proceso para la renovación del rector de la BUIAP, y que pretenda acudir a una autoridad judicial para tratar de protestar se va a equivocar.

La BUAP, como lo dije, goza de cabal salud y de una inquebrantable autonomía.

Al tiempo.

posdatasintesis@yahoo.com.mx

poncharelazo@yahoo.com.mx

En twitter: @poncharelazo

COMPARTIR

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre