En el estado de Puebla no se cuenta con un plan articulado para reciclar basura; es una pena y es muy lamentable, pero lo peor es que las autoridades no tienen interés en este tema que tiene un gran impacto para el medio ambiente y representa una amenaza para la flora y fauna, alertó David Silva Aguilar, secretario de Ecología de la Confederación Nacional de Talleres (CNT).

A pesar de la situación, dijo que los gobiernos de los tres órdenes: federal, estatal y municipal no han atendido de lleno la contaminación producida por residuos, pues buscan dar solución al problema en el discurso político, pero no en las acciones.

“Se han hecho múltiples propuestas pero es triste la respuesta de las autoridades. Nos dicen que hacen muchas cosas, pero en la práctica no se ve nada claro. Para el tema del reciclaje no hay una triangulación de acciones entre gobierno, empresarios y sociedad”, reclamó.

Actualmente, según un informe de la Comisión de Desarrollo Sustentable de la Cámara de Diputados, en México se genera un promedio de 800 mil toneladas de plástico al año, pero sólo se recicla el 15%.

El expresidente del Consejo Ciudadano de Ecología expuso que Puebla no escapa a esta realidad donde el consumo de botellas de PET, popotes y bolsas de plástico es cada vez más elevado, con todo y los efectos negativos para la ecología, como es el caso de la contaminación de la presa de Necaxa y el río Atoyac.

Sostuvo que en la entidad poblana la situación es preocupante, porque ni siquiera existe un lugar especializado para la separación de basura y los centros de acopio que hay no están legalizados.

“En Puebla no se incentiva el reciclaje. A la gente sí se le canaliza y se le educa en reciclaje, sí lo hace, pero a veces no sabe cómo hacerlo”, argumentó.

En este sentido, dijo que muchos de los residuos que van a parar a los camiones de basura y posteriormente a los rellenos sanitarios del estado podrían ser reutilizados si existieran centros oficiales de acopio.

Señaló que en Puebla hay alrededor de mil 500 de estos centros pero sus dueños poco han podido hacer para profesionalizar el reciclaje porque no siguen un plan de acción estatal y mucho menos reciben algún incentivo de la autoridad.

El Inegi reportó que en Puebla se recogen cada día 4 mil 330 toneladas de basura, lo que significa poco más de 700 gramos por cada habitante, situando a la entidad por debajo del promedio nacional. En cuanto a la recolección total de basura diaria, Puebla ocupa el quinto lugar en todo el país.

Mientras que toda la basura que se genera en los 217 municipios se deposita en 22 rellenos sanitarios y 84 tiraderos a cielo abierto, mientras que en todo el estado sólo hay dos lugares en donde reciben residuos sólidos urbanos, que además reciclan.

Por esta razón, Silva Aguilar pidió a autoridades y a la sociedad en general tomar conciencia sobre el consumo de excesivo de envases, botellas y popotes, pues el daño provocado al ecosistema es irreversible y en perjuicio de la salud de los habitantes.

Las propuestas para reciclaje

Un centro de acopio especializado, módulos de reciclaje, así como impartir educación ambiental en las escuelas e instituir un día de la semana para la recolección de residuos útiles y electrónicos, son algunas de las propuestas hechas por el ecologista como solución a la acumulación de basura en Puebla.

Otro aspecto mencionado por David Silva es el otorgamiento de créditos a las personas interesadas en abrir un centro de acopio y legalizar los que ya existen, a fin de formalizar la cultura de reciclaje.

“Con frecuencia la regularización viene acompañada de burocracia y entonces la gente prefiere trabajar en la clandestinidad. Si la autoridad fuera flexible quizá la respuesta sería mejor, por ejemplo, otorgar créditos blandos a la gente que quiera dedicarse a la basura”, citó.

Aunque el técnico insistió que ahí no acaba el problema de la contaminación ocasionada por la basura, pues dijo que así como regresaron el civismo y la ética a las escuelas, la educación ambiental también tiene que ser incorporada a las primarias y secundarias para que las siguiente generaciones no actúen con negligencia con el medio ambiente.

Alto a las botellas y popotes

Para la catedrática de la Upaep, Atenea Berumen Solórzano, es fundamental que los ciudadanos reconozcan el daño que provocan al planeta cada vez que depositan en la basura una botella de plástico o un popote.

Señaló que las empresas tienen una gran responsabilidad porque producen PET y otros envases sin medida.

“Es irónico que un material que es no degradable sea desechable, no tiene sentido. Hoy todo es plástico: pastas de dientes, medicamentos, artículos de belleza, pero todos esos envases al entrar en contacto con la atmósfera sueltan microplásticos y otros compuestos tóxicos como colorantes y aditivos, y nosotros vamos a terminar comiéndonoslos”, advirtió.

La maestra en ciencias y energía renovable detalló que las bolsas de plástico están hechas usualmente de polietileno que deriva del gas natural y del petróleo, y para su fabricación se gasta una gran cantidad de energía. Lo mismo ocurre con el PET y el resto de los envases.

Tan sólo en el valle de México se consumen diariamente 600 toneladas de PET; cada mexicano desecha siete kilogramos al año, y anualmente la generación de este tipo de plástico aumenta en 7%, según el informe de la Cámara de Diputados.

Atenea Berumen explicó que la gran desventaja es su lenta descomposición. Le lleva al poliestireno y al plástico 500 años desintegrarse, lo cual lo convierte en un producto de desecho que afecta al medio ambiente. El plástico no es reciclable. El PET sí. Pero ninguno es biodegradable.

“Es un material que ni la tierra ni el mar pueden digerir. Cada objeto de plástico que existe, siempre existirá. Al no desaparecer el plástico se va acumulando en el medio ambiente. Esa creciente acumulación durará siglos. Su efecto ya es latente”, lamentó.

La experta de la Upaep dijo que mientras en la industria no se resuelva el problema de diseño de los envases, los ciudadanos tienen que empezar por consumir menos botellas, popotes, unicel y bolsas de plástico.

“El asunto es comenzar por nosotros, es decir, no consumir. Para la fabricación de plástico se gasta energía y eso repercute en el cambio climático. El plástico entró a la cadena alimenticia por la contaminación del mar y la vida silvestre. Hoy ballenas, tortugas, delfines y aves, están muriendo por los kilos de plástico que se tragan, tienen el estómago repleto de plástico. Y nosotros también comemos y respiramos los tóxicos que despiden a la atmósfera”, advirtió.

En cuanto a las acciones de gobierno, la catedrática consideró necesario que se destinen más recursos para el cuidado del medio ambiente y un sistema real de reciclado, además de que los empresarios y ciudadanos colaboren.

Puebla genera más de mil toneladas de basura diarias

El municipio de Puebla genera mil 500 toneladas de basura a diario. Los residuos sólidos urbanos tienen un gran impacto en el ambiente, pues generan gas metano que influye en el calentamiento del planeta, por ser un elemento que propicia el efecto invernadero.

En la entidad se recolectan unas mil 776 toneladas diarias de desechos que se generan en viviendas, parques, jardines y edificios públicos, que en conjunto representan 2% de la recolección nacional.

De los 217 municipios que conforman la entidad, 212 tienen servicios de recolección y disposición final de residuos. Sin embargo, sólo en 14 municipios, donde se concentra la mitad de la población estatal se recoge el 57% de todos los desechos que genera el estado. Puebla capital, San Martín Texmelucan, San Pedro Cholula y San Andrés Cholula, Atlixco, Tehuacán, Cuautlancingo, Huauchinango, Amozoc, Zacatlán, Izúcar de Matamoros, Tepeaca, Teziutlán, Xicotepec y Tecamachalco son localidades que producen más de la mitad de basura en Puebla.

Nacionalmente, sólo 11% de los residuos recolectados son separados, mientras que en la entidad esta actividad apenas alcanza la cifra del 0.4 por ciento. Además, Puebla no cuenta con ningún centro de acopio de basura, instalaciones operadas para recibir temporalmente materiales susceptibles de ser valorizados, a nivel nacional sólo existen 241 sitios de este tipo.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre