De entrada debo hacer constancia que el título debería ser: Muera el pago de impuestos, derechos y servicios. Responsabilidades naturales de cualquier vecino que radica en cualquier municipio mexicano.

Los pueblos atrasados en ingeniería de organización social, son muy dados a no pagar obligaciones hacendarias;   esta práctica usual nace del proceso educativo primitivo y atrasado en el cual los pueblos conquistadores no obligaron a la responsabilidad social a los conquistados, pues a estos les fueron confiscados sus bienes terrenales e incluso los espirituales.

Esto se palpa diariamente en todos los países que en una época de su historia fueron conquistados por países más “civilizados” que nosotros.

Si Usted fue a la escuela primaria, recordará que África como continente, la India como país e Hispanoamérica, heredaron de sus invasores casi todos europeos “sus civilizaciones”.

Entre sus grandes enseñanzas que nos dejaron se encuentra precisamente el no pagar impuestos. La realeza (todas las familias emparentadas con el monarca en turno); la nobleza (los privilegiados en torno al monarca en turno); la casta castrense (el cuerpo militar o policiaco encargado de proteger a los anteriores); y la alta clerecía (cómplices del buen vivir de las otras tres castas), siempre iniciaron y sostuvieron guerras para no pagar impuestos.

De ahí que los vecinos nos neguemos a pagar puntualmente el agua, líquido vital para nuestra vida y salud, aduciendo que existe en la naturaleza en cantidades ilimitadas, luego entonces ¿por qué pagarla si existe?

Igual actitud tomamos ante el predial, las licencias de funcionamiento, pagos de construcción y de uso de suelo. No debemos pagar nada  pues los gobiernos todos, incluso en el cual Usted trabaja, o sirven actualmente su hijo o nuera, o nieto: “no son más que cueva de ladrones”.

Naturalmente, que esto no es más que una disculpa falaz, para auto-justificarnos en nuestra irresponsabilidad.

Esto es visto con la óptica municipal, pero aplicable a los niveles federal y  estatales.

A profundis no pagamos lo obligado a los gobiernos, porque no poseemos el sentido de responsabilidad.  Nadie nos educa para entender que los gobiernos necesitan el dinero del mundo para prestar los servicios de calidad:

a).- Agua ingerible de cualquier fuente pública;

b).- Atención extremada a la medicina preventiva;

c).- Carreteras y autopistas de gran velocidad gratuitas o casi gratuitas;

d).- Drenajes de alta tecnificación, donde las aguas pluviales son respetadas y usadas para enriquecer mantos acuíferos, lagos, lagunas y ríos.

e).- Energía eléctrica, eólica, solar o nacida del vapor a precios accesibles;

f).- Las ciudades deben contener pavimentos tersos como las mejillas infantiles, centrales de abasto, y contar con vialidades donde el servicio público de transporte desaliente la masificación vehicular, sin faltar la vida con la naturaleza.

cesarmusalemjop@hotmail.com

COMPARTIR

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre