Ante extorsión, Miguel Bosé rompe el silencio y se ve forzado a mostrar la  identidad de sus hijos para acabar con el “negocio” que quería hacer su “agresor” con ella. Por años mantuvo bajo resguardo la cara de los pequeños para protegerlos de escrutinio público sólo por tener a un padre famoso.

A través de sus redes sociales el artista español compartió que fue víctima de un delito cibernético en el que le robaron fotografías personales, mismas que estaban vendiendo al mejor postor y para él eso es inaceptable:

Me han hackeado. Me han robado archivos fotográficos de familia y me están extorsionando desde hace semanas y por eso no paso. Están tratando la venta del material a terceros. Por esa razón y para interrumpirle el negocio a mi agresor me veo obligado a hacer esto y a mostrar las identidades de mis hijos que desde su nacimiento he protegido tanto y mantenido en anonimato.”

Bosé acompañó el texto de una imagen de aquel viaje que hizo a Disneyland hace algunos meses, similar a la que compartió en su momento, pero con sus hijos de espalda y ahora que los mostró de frente y sin el rostro oculto, con dos adultos más, pidió a la opinión pública el favor de la discreción:

“Espero que, no obstante esta decisión forzada, la discreción hacia los menores de mi familia siga siendo respetada por todos como hasta ahora se ha hecho. Gracias”.

Ante el hecho, seguidores empezaron a mostrar apoyo al intérprete de “Nena” con mensajes de fortaleza, respeto, protección, ternura por los pequeños, calma y sobre todo, cariño y admiración.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre