La idea de que este viernes Margarita Zavala, esposa del expresidente Felipe Calderón Hinojosa, salga del Partido Acción Nacional (PAN) implica efectos nacionales pero también en los estados.

Este viernes al mediodía ya sabremos si seguirá o no en Acción Nacional, pero independientemente de eso, se ve ya más o menos claramente que esta crisis que enfrenta el PAN está alentada con otros intereses externos.

Aquí le comparto algunos elementos a analizar con esta posible decisión.

  1. Que si Margarita Zavala sale del PAN debilitará claramente la posible alianza entre ese partido, el PRD y Movimiento Ciudadano.
  2. Al debilitar a esa alianza, incluso podría echarla abajo, toda vez que se resquebrajaría.
  3. El PRI es uno de los más beneficiados con esta decisión, porque dejaría a Ricardo Anaya como segundo posible candidato del blanquiazul a la presidencia, lo cual reduce las posibilidades de Acción Nacional de ganar la presidencia de la República, debido a su debilidad.
  4. Es importante analizar la postura de Miguel Ángel Mancera de no acudir a registrarse como candidato independiente, dada la crisis que vive la ciudad que gobierna a partir del sismo del 19 de septiembre.
  5. La posibilidad de que el panismo en pleno realice una desbandada tras la salida de Margarita es real, lo cual dejaría sin posibilidad alguna a ese partido de competir con fuerza en la elección.
  6. El exgobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, declaró anoche que él no dejará el PAN y que seguirá en su empeño de ser postulado a la presidencia de la República.
  7. Varios comentarios que se generaron ayer en la expectativa de la decisión de Margarita apuntan a que los panistas dejarán solo a Ricardo Anaya.
  8. El PRI sería beneficiado porque se sigue pulverizando la fortaleza opositora, sin embargo, en apariencia también, dejaría a Andrés Manuel López Obrador en una posición aparentemente favorable.
  9. Es probable que haya un frente amplio que apoye las aspiraciones de José Antonio Meade por parte del PRI pero desde fuera del PRI, lo cual sin duda alguna apuntalará la candidatura casi independiente de Meade.
  10. Por último, lo que Margarita Zavala podría alcanzar en la votación del próximo año no sería suficiente para ganar, pero sí llevaría mano en varias candidaturas también independientes a gobiernos estatales, donde tal vez sí les pueda alcanzar para ganar.
  11. Si ese último punto fuera posible, Margarita no sería presidenta pero sí líder de diversos candidatos a gobernador y alcalde en el país.

Ahí se las dejo.

Gracias y nos leemos el lunes.

En tanto, excelente fin de semana.

@erickbecerra1

 

 

 

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre