La Oreja de Van Gogh (LODVG) cerró en Puebla el pasó de “El Planeta Imaginario” por México, en el Centro de Espectáculos Acrópolis entre una serie de éxitos que resumen 20 años de carrera, con alegría y nostalgia a la vez, pero también con mensajes de admiración por el “pueblo mexicano” ante la pasada tragedia del 19s y de concientización por la violencia de género no sólo en este país, en el mundo entero.

Eran las 21:15 horas cuando la banda española apareció en escena ante la euforia de la audiencia, que de inmediato empezó a corear “Estoy contigo”, “El último vals” y “Cierra la puerta”, los primeros temas de la velada antes de que Leire Martínez dirigiera: “Buenas noches Puebla, qué tal. Aquí estamos después de tres años y esta noche regresamos con nuestro Planeta Imaginario.

“En él tenemos muchas historias nuevas que contaros, algunas de amor, pero de un amor que cuando teníamos 20 años pensamos que sería eterno y para siempre, pero hemos descubierto con los años que, los amores si no se cuidan, también se mueren, porque no hay amores intocables”. Así llegó uno de los primeros temas del disco nuevo: “Intocables”.

“Inmortal”, “Cuando menos lo merezca”, “Paris”, “Europa VII”, “Esa chica”, “Rosas”, “Diciembre” y “20 de enero”, sonaron antes de que la cantante se detuviera nuevamente entre el goce de la audiencia por su música, para decir algo que ha venido repitiendo en todas sus presentaciones por México, pero es que el asombro y la admiración no se acaban:

“Es real lo que sentimos hoy. Esta canción forma parte de un proyecto que se realizó íntegramente en México y que cuando la compusimos era una historia para contaros a vosotros lo que suponía estar tanto tiempo fuera de casa, pero resulta que con el tiempo, hemos descubierto que cuando la cantamos en España, no podemos evitar acordaros de vosotros.

“… lo que habéis mostrado al mundo y lo que nos ha llenado es que habéis sido hermanos, habéis sido amigos, os habéis ayudado y que gracias a vosotros, a la gente de la calle, del pueblo, México ha salido adelante, así que en hora buena y mucha fuerza México”, fue el preámbulo de “María”, tema al que le prosiguió “Deseos de cosas imposibles”.

Entonces la vocalista, siempre respaldada por sus compañeros Pablo Benegas (guitarra), Álvaro Fuentes (bajo), Haritz Garde (batería) y Xabi San Martín (teclado), dio un mensaje contra el machismo y la violencia hacia las mujeres, antes de interpretar “No vales más que yo”:

“Es que hay amores que se disfrazan de violencia y que esa violencia marca. Por el simple hecho de ser mujer… nosotros no perdemos nunca la esperanza de que en España, México y en el resto del mundo, las noticias nos cuenten que ya no falta ni una sola mujer más en manos de la violencia machista”.

Con “Muñeca de trapo”, “Verano” y “El primer día del resto de mi vida”, LODVG daba la primera salida en falso. Eran las 22:40 horas y el público sabía que el quinteto regresaría para un entonar otros éxitos como “Jueves”, temas que marcó el momento más nostálgico de la velada al ser con el que recuerdan a las víctimas del atentado terrorista del 11 de marzo de 2004 en Madrid.

“La playa”, “Pálida luna”, “La niña que llora en tus fiestas”, “Tan guapa”, “Cometas por el cielo” y “Puedes contar conmigo”, fueron el broche de oro de una velada que se extendió por dos horas, tras una segunda y tercera vuelta a escena de LODVG.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre